El día que murió Juan Gabriel el pasado domingo 28 de Agosto, la sociedad mexicana entera, se expresó con diferentes reacciones.

Sorpresa, tristeza, nostalgia y una diversidad de manifestaciones sentimentales que se presentaron, por la muerte de quien fuera el cantautor más popular de música mexicana de los últimos tiempos.

En esa cascada de comentarios, surgió uno que no por su importancia más si por su forma de expresión, no podemos dejar de pasar desapercibido.

Nicolás Alvarado, quien en ese entonces fungía como Director de TV UNAM, escribió el 30 de agosto un artículo titulado “No me gusta “Juanga” (lo que le viene guango)”

Este señor Alvarado que presume de ser muy culto, escribió sobre el cantautor con expresiones poco serias utilizando palabras descalificativas y agresivas como “jotas” y “nacas”.

Anuncios
Anuncios

No es la intención de este artículo recordar lo que escribió y/o darle más fama al susodicho.

La verdadera intención al escribir sobre el tema, es hacer un reclamo a este tipo de expresiones homofóbicas, racistas y despectivas hacia un personaje que tuvo como única misión en esta vida, utilizar su cualidad y sensibilidad para hacer cantar y bailar a la gran mayoría de los mexicanos.

Sus palabras no solamente ofenden al compositor fallecido, sino que agraden a toda una sociedad que su único pecado ha sido, no haber tenido la misma oportunidad que este señor de nacer en cuna de oro y que por ello, su poco acceso a la cultura lo llena con la música popular que hacía #Juan Gabriel.

El hecho de tener cierto nivel cultural o recursos económicos mayores a los de la tan golpeada sociedad mexicana, no le da derecho Sr.

Anuncios

Alvarado, de ofender y lastimar.

Sus comentarios estuvieron fuera de lugar y aunque haya tratado de dar posteriormente una explicación “culta” sobre los términos utilizados, su acción ofende la memoria de un artista, agravia a las predilecciones sexuales de un grupo de personas de la sociedad y desprecia las preferencias musicales de los ciudadanos de este país.

Los mexicanos ya estamos hartos de personas como este señor, sujetos prepotentes como los también denominados #Ladys y #Lord que piensan que tienen derecho a lastimar, insultar, denigrar y herir a cualquier persona que le ponga enfrente ya sea peatón, ciclista, discapacitado, mujer o niño.

Personajes como este sujeto, son de esos de los que México no necesita.

Afortunadamente salió de TV UNAM, canal en donde muchas personas con verdaderos deseos de producir #Televisión seria, estarían dispuestos a colaborar tratando de acercar la mayor información cultural a todos los hogares de México.

Ofender, difamar, deshonrar y desacreditar, son hechos que nos impiden crecer como lo que somos, un país grande.

Anuncios

Mientras en este país sigamos teniendo en nuestras calles a este tipo de sujetos mediocres, “nacos y jotos” –como él mismo se expresó- vamos a tener que seguir soportando discriminación, burla y dolo en cada frase que expresen las personas que se consideran “cultas e intelectuales” de este país.

La cultura no ofende y quien es realmente culto también es educado, honorable y respetuoso de todas las expresiones de la sociedad.