La noche del 5 de septiembre alrededor del Teatro Metropolitan y no en Bellas Artes, la gente llegaba para ver a uno de los grandes de la #Música mundial. Todo un carismático frontman y cantante, con más de 100 millones de discos vendidos, una gran cantidad de hits e innumerables presentaciones en todo el mundo, que pisaba un escenario mexicano. A sus 76 años de edad y con una jovialidad y voz que muchos quisieran, Sir Thomas John Woodward, nombre real del galés, estremeció a la multitud con canciones que fueron delicia de los asistentes.

En punto de las 9 de la noche #Tom Jones salía al escenario vestido impecablemente de negro con un saco azul y su cabello entrecano brillando con las luces de los reflectores, los primeros acordes de la guitarra eléctrica dieron paso a la canción Burning Hell, y Run On, temas incluidos en el álbum Praise and Blame del año 2010, y también incluido en su álbum recopilatorio Greatest Hits Rediscovered, otra faceta del rock y blues en su larga trayectoria que puso a vibrar a los mas de 2 mil espectadores en el lugar.

Anuncios
Anuncios

Vino después Hit or miss del álbum Spirit in the Room de 2012, una balada country que hizo que comenzaran a aplaudir al ritmo de la música. Seguido de uno de sus clásicos Mama Told Me Not To Come, después de decir “muchas gracias”  bromeo diciendo que no le habría hecho caso a su madre. Con Didn´t It Rain, rockabilly  melódico y cadencioso parecía contrastar el ambiente cálido del concierto con la lluvia que caía mientras la gente seguía llegando para ser partícipes del memorable acontecimiento.

Cambiando de ritmo, la famosa canción Delilah se convirtió en una rumba flamenca que cautivó con las imagen de rosas y partituras en la pantalla gigante detrás del escenario dando lugar a la oscuridad y las luces azules que sirvieron de fondo para la canción Soul of a Man, un blues que impregnó la atmósfera de nostalgia y melancolía, que se sumaría a la canción Elvis Presley Blues.

Anuncios

“Con ésta recuerdo a un gran hombre, es el mejor tributo que puedo hacer al dedicársela”  recordando también a su recién fallecida esposa Linda con la canción Tomorrow Night, con una luna llena sobre el mar sobre la pantalla iluminando el escenario. Antes de esto, uno de sus clásicos éxitos Sex Bomb hizo presencia con un arreglo distinto al que conocemos comúnmente y que junto con Tower of Song, cover del maestro Leonard Cohen y Green, Green Grass of Home dieron paso a sus famosos éxitos Is Not Unusual , que aparece en un capítulo de Los Simpsons y en la cinta Mars Attack de Tim Burton y debutó como número 1 en el Reino Unido en 1965, así como You Can Leave Your Hat On, cover de Joe Cocker que apareció en la escena final de la cinta The Full Monty de 1997.

Se extrañaron canciones como What´s New Pussycat?, She´s a Lady y el cover de Talking Heads, Burning Down the House, sin embargo la velada fue de lo más increíble para muchos de sus seguidores como el cantante Yoshio y el cronista Raúl Orvañanos que estuvieron presentes entre el público, y que ahora tendrán que esperar a verlo de nuevo en nuestro país o  viajar para asistir a alguno de sus shows en Las Vegas  o Los Ángeles después de sus presentaciones en Chile, Brasil y Argentina donde tendrán el privilegio de presenciar la voz y carisma de una leyenda viviente de la música.

Anuncios

#Conciertos