En el capítulo 57 de Dragon Ball Super pudimos ver la pelea entre Goku contra Zamasu y Black, en dicha pelea intervino Trunks ya que su padre Vegeta estaba inhabilitado. Al final los dos guerreros saiyajins fueron derrotados pero esta pelea generó discusiones y esta vez fue por el nivel de poder del guerrero del futuro: Trunks.

"Muchos empezaron a preguntarse cómo es que se pudo enfrentar a Black y Zamasu quienes tienen el poder de un dios (Black mostró el Super Saiyajin Rose y Zamasu dio a conocer que es inmortal) si él es apenas un Super Saiyajin 2. Incluso en la sinopsis recién filtrada del episodio 62 y 63 nuevamente se verá a Trunks librar un nuevo enfrentamiento contra Black y Zamasu de forma individual.

 Esto no es una incoherencia como algunos fans de la serie lo manejaron y aunque es un tema pasado nadie ha dado una explicación correcta a esto y solo generan más discusión, nada tiene que ver con que Trunks haya alcanzado el “modo místico” o que se le haya querido dar “más acción” a la serie o que sea relleno de Toei Animation.

En primera instancia hay que mencionar que Trunks entrenó con Vegeta antes de ir al futuro y posiblemente haya tenido un aumento de poder, pero lo que termina por aclarar toda duda es lo siguiente: todo esto tiene una mejor explicación en el manga 15 de Dragon Ball Super. Cuando Trunks viaja al pasado, este tiene un pequeño enfrentamiento amistoso con Goku para medir niveles y tanto él (Goku), como Vegeta, Bills y Wiss quedan sorprendidos del poder que posee el saiyajin del futuro ya que ambos están igualados, incluso Trunks llega a mostrar ventaja al inicio cuando los dos están en Super Saiyajin 2. Goku se transforma en Super Saiyajin 3 y sin embargo no tuvo más remedio que usar el Super Saiyajin God por una milésima de segundo para derrotarlo. Trunks explica que obtuvo dicho poder al entrenar cada día como si su vida dependiera de ello" #Televisión #Animación