Si pudiésemos elegir al personaje del año en Dragon Ball Super, un serio candidato sería #Trunks. Puesto que ha tenido un papel importantísimo en los últimos 17 episodios y ha tenido un desarrollo notable tanto en fuerza como en personalidad. Por no mencionar el hecho de lo entrañable de su regreso tras la larga ausencia que tuvo tras el fin de DBZ (Al punto de cambiarle la vida a una de las villanas de toda la vida, claramente nos referimos a Mai). Sin embargo algo que ha levantado mucho polvo es si es coherente el desarrollo que ha tenido como guerrero a partir de su regreso en el capítulo 47, lo que aquí comentamos.

La nueva transformación:

El punto que abre esta polémica es precisamente la transformación que tuvo en el episodio 61.

Anuncios
Anuncios

Pues de entrada en esta fase resultaba más fuerte que Goku y Vegeta como Super Saiyajin Blue, por si esto fuera poco en el capítulo anterior aprendió y ejecutó el Mafuba en muy poco tiempo y con verlo solamente una vez e indirectamente, podríamos agregar que no murió tras hacer la técnica, pero esto se deba probablemente a la falta del sello.

 

A partir de esto mucho se ha comentado si esa transformación o el nivel de fuerza mostrado por Trunks han sido congruentes con lo que se sabe del personaje y sus apariciones, además del contraste con los otros Saiyajin guerreros conocidos, así pues es muy cuestionado que sea más fuerte que Goku y Vegeta sin llegar a Super Saiyajin dios y ni hablar de su potencial para aprender técnicas, así pues ¿Es Trunks una farsa o el siguiente peldaño en la evolución Saiyajin?

"He entrenado como sí mi vida dependiera de ello por 10 años"

Rescatamos esta frase dicha por el propio Trunks futuro en el manga para resaltar como es que se ha desarrollado tanto y es tan versátil, con lo que contrastando todos los factores que les rodean tanto a él como Vegeta y Goku no resulta tan raro.

Anuncios

Tengamos en cuenta que Trunks futuro viene de un mundo marcado por el caos y que es prácticamente la última esperanza de lo que queda de humanidad, por lo que prácticamente debía estar muy alerta porque cualquier día podía ser -realmente- el último.

A esto hay que agregar que ha entrenado de las más variadas formas y con distintos maestros tanto en su tiempo como el nuestro, además de la notoria capacidad de los Saiyajin mestizos de evolucionar más rápido y que a lo largo de esta saga ha demostrado ser el más pensante y analítico de los sobrevivientes de esta raza.

Goku y Vegeta por su parte han tenido unos entrenamientos más bien convencionales -para lo que es esta serie- y aunque regularmente se exponen al peligro, no están con el alma en un hilo cada segundo como Trunks en el futuro, por no mencionar que Vegeta tiene un gran obstáculo que le impide mejorar, el cual es su orgullo.

  #dragonBallSuper #Mafuba