La quijadas de millones de espectadores cayeron por los suelos al presenciar la extraña forma en que terminó la sexta temporada de esta serie. El tan ansiado de regreso de la misma, tras una no muy convincente quinta temporada, nos había dejado hambrientos de esa esencia terrorífica y aleccionante que siempre nos deja Ryan Murphy, a la cual al parecer lograron recuperar después de varios intentos.

Muchos fanáticos quedaron decepcionados con una trama que parecía irse creando conforme los episodios iban saliendo al aire, tan esporádica, desconcertante e improvisada, sin embargo lo que muchos no notaron era el importante mensaje social que estaba tratando de representarse en Roanoke.

Anuncios
Anuncios

Desde hace varios años que la chispa del terror en la pantalla grande y chica por igual se ha perdido; todos conocemos esos clichés que antes nos hacían estremecer y ahora sólo nos “spoilean” la película y arruinan una buena tarde de sustos. Teniendo en cuenta lo anterior, los productores de AHS quisieron proyectar ese sentimiento a través de la sexta temporada pues, de modo sarcástico, demostraron que Hollywood está al tanto de que los trucos que una vez funcionaron están pasando de moda. Bajo la modalidad del “Found Footage” que atrajo las miradas de millones como algo innovador desde la famosa cinta “El Proyecto de la Bruja de Blair”, Murphy y compañía decidieron arriesgarse, logrando al principio de la temporada provocar un ambiente siniestro y bastante convincente.

Para la última parte de Roanoke, la serie había pasado de lo interesante a lo completamente ilógico y absurdo, dejando entrever esa obsesión que la sociedad está desarrollando hacia los realities donde se capturan oportunamente en vídeo cientos de fantasmas, y aunque la gente conoce que todo es un plan estratégico para mantenerlos entretenidos, disfruta el poder decir “eso es falso”, “eso se ve actuado”.

Anuncios

Por esta razón los productores decidieron otorgarle ese toque de humor macabro al asesinar a todos los personajes en los últimos episodios como una forma de decir: “Esto no lo veían venir, ¿cierto?“.

Se dice que la temporada más aclamada por los fans había sido hasta ahora la segunda (Assylum) la cual otorgaba ese espíritu tenebroso, extraño y en ocasiones impecable que al parecer, ha sido superado hasta la llegada de Roanoke. No obstante, podemos entender que una vez que hayamos asimilado realmente el verdadero mensaje de la misma, podremos disfrutar de mejor forma esta temporada.

Esperemos que los planes para la séptima temporada no nos dejen con ese gesto torcido que nos provocó “Hotel”. #SERIES #ahs #Televisión