¿A quién no le gusta una buena historia de ficción? ¿Ustedes que creen que necesita un libro de fantasía para poder atraer a las personas?

Yo creo que para que este tipo de textos funcionen necesitan dos cosas de ley: lo primero, una trama que juegue con las emociones y pensamiento del lector, a modo de que este se vea inmerso en la obra, y, en segundo lugar, un diseño de personajes con sus características muy bien delimitadas.

Bueno, eso en el caso de los libros, pero, ¿y qué pasa con las películas que vieron su nacimiento en un tomo? Para esos casos, me parece que lo mejor que puede hacer un director es tomar los datos más relevantes de la historia y pasarlos a la pantalla grande de forma fiel, así es más difícil que los lectores y espectadores se confundan por lo que están viendo.

Anuncios
Anuncios

Algo que, desde mi punto de vista, creo que hizo bien este filme. Con ustedes, Miss Peregrine y los niños peculiares. Ahora, dicho esto, inició con un pequeño resumen de la trama.

La película comienza mostrando a un chico de nombre Jacob (Asa Butterfield), el cual no se distingue en mucho de los demás jóvenes. Es el típico chico de carácter amable y tranquilo, un estereotipo que en primera instancia no me convenció mucho. Bueno, eso hasta que conocemos a su abuelo y éste acude a verlo para ver que este bien.

De ahí en adelante, la historia se convierte en una montaña rusa llena de situaciones tensas y episodios amigables que, por fortuna, le dan un respiro a los espectadores a modo de que estos no sufran el temible y cada vez más regular “Síndrome de la bola de nieve”.

¿Qué dicen? ¿Todavía no se animan a verla? Dirigida por Tim Burton (El joven manos de tijera, El cadáver de la novia, Batman), en él encontrarán personajes creíbles y simpáticos, gracias a la ayuda de algunos actores reconocidos (Asa Butterfield, Eva Green, Samuel L.

Anuncios

Jackson) y de nuevas promesas, además de que posee un guión que, aunque no se apega del todo al material original, le hace justicia al libro y refresca la trama para que tome por sorpresa los espectadores que ya lo leyeron.

En el caso de Miss Peregrine, los espectadores se van a topar con una clásica historia a tres actos, como sólo Tim Burton podía hacerla. Agregando toques de misterio, realismo y algunas situaciones cómicas para aligerar la tensión, Jacob nos lleva de la mano por aquella aventura poco común, enseñándonos que no es necesario luchar en una batalla épica o saber algo de magia para poder convivir con la fantasía.

Por supuesto, su no han leído la novela, van a toparse con algunos giros argumentales y cliffhanger que van a dejarlos pensando por un buen rato. Y en el caso del final, ¿qué les puedo decir? No le voy a los spoilers, así que les resumiré todo en una frase: sólo vayan a verla. Si no tienen nada que hacer este fin de semana, denle una oportunidad a esta peculiar fantasía.

Anuncios

Nota: La saga se compone de tres libros y un extra con material complementario. Todavía no se sabe si van a seguir sacando la historia, pero por las cifras que está sumando podrían darnos una sorpresa. #librosalcine #juvenilpelículas #ficciónpeculiar