En el año 261 en la cronología de Dragon Ball Super el planeta Namek sufrió un grave cataclismo que afectó de manera considerable la supervivencia en aquel lugar, es por ello que Cataksu el jefe de una aldea llamada Dragón, decidió enviar al miembro más joven del poblado, con destino al planeta Tierra, con la promesa de volverse a reunir tan pronto como fuese posible, este niño proveniente de Namek llegó a la Tierra, ahí esperó pacientemente durante 30 años, a que volvieran por él, sin embargo, esto nunca ocurrió.

Este personaje amargado por lo ocurrido, decidió hacer su vida, vagando por la Tierra y aprendiendo sobre la misma, después de eso, decidió visitar al Dios del planeta, dado que el mismo namekiano era consciente de sus grandes poderes y comprendió que debía ser el heredero del gran puesto, sin embargo, fue rechazado por el mismo Dios, el cual mencionó que en su corazón albergaba una pequeña cuota de maldad, es por ello que decidió entrenar su cuerpo y alma para expulsar completamente la maldad.

Anuncios
Anuncios

Finalmente logró despojarse de su parte maligna, sin embargo, su maldad no murió, esta parte mala se transformó en otro cuerpo. Este joven se sentía muy feliz por haber conseguido el objetivo de transformarse en Kamisama, sin embargo, a la vez había creado un demonio el cual se autonombró Piccolo Daimaku, éste mismo se propuso dominar el mundo, gracias a la descendencia del clan del dragón, tenía la habilidad de crear huevos que se convertían en otros demonios, que lo ayudaban en su labor de dominar el mundo, aunque lo quisiera no podía acabar con Kamisama, dado que si acababa con él, los dos morirían por la duplicidad que tenían ambos seres.

La devastación de los demonios fue tan grande que en un determinado momento se encontraron con el templo del señor Mutaito, gracias a ello los hijos de Piccolo Daimaku fueron derrotados por primera vez a manos de los estudiantes del gran templo, entre los aprendices estaba Roshi.

Anuncios

Al darse cuenta que los demonios estaban siendo derrotados, el mismo Piccolo fue a ver que sucedía, derrotando fácilmente a los discípulos y al mismo señor Mutaito, es por ello que éste ultimo decidió entrenar arduamente y trabajar en una asombrosa técnica desconocida hasta el momento.

Esta gran técnica, actualmente es muy conocida, la cual es llamada Mafuba, gracias a ello el señor Mutaito logró encerrar a Piccolo Daimaku durante varios años, sin embargo, murió en el acto quedando como un héroe digno de recordar.

#SERIES #Animación #Dragon Ball