A sus 77 años, Sir John Vincent Hurt, famoso por sus papeles en "Alien", "Midnight Express" y "#The Elephant man", falleció en su residencia en Norfolk, Inglaterra, por complicaciones debido a un cáncer de páncreas.

Declarado caballero por la reina Isabel II quien le dio el título de "Sir" en 2015, Hurt fue un actor rebelde, talentoso, de gran versatilidad y una imponencia que hicieron de él uno de los interpretes más admirados y queridos de reino unido y el mundo.

"Estoy abierto a todos los géneros, eso es lo que soy", proclamaba Hurt, teniendo en su haber más de 140 producciones que iban desde la ciencia ficción y la fantasía, hasta el drama y la comedia.

Anuncios
Anuncios

Un artista polifacético, "un actor en alquiler", como él decía.

Vida y Legado

Nacido el 22 de enero de 1940 cerca de la ciudad de Chesterfield, en el condado de Derbyshire, #John Hurt se destacó desde la niñez en el campo actoral participando en obras teatrales en su escuela. Al llegar a la adolescencia fue persuadido por sus padres para buscar un empleo como maestro de arte, por lo que termino yéndose a Londres para trabajar durante un tiempo en la Escuela de Arte de St. Martin.

En 1960, su pasión por el teatro lo llevo a obtener una beca para estudiar en la Academia Real de Arte Dramático. Dos años después consiguió un pequeño papel en el drama romántico de Ralph Thomas, "The Wild and The Willing", iniciándose así en las filas del séptimo arte. Al poco tiempo le ofrecieron interpretar a Richard Rich en la película "A Man for All Seasons" de Fred Zinnemann, donde logró el reconocimiento del público por las nominaciones que esta tuvo en los Oscar.

Su gran talento sobresalió a priori en series televisivas, su interpretación de Calígula, en "I, Claudio", sus apariciones en "Crime and Punishment", "Dr Who", "The Storyteller", entre otras, lo hicieron un rostro reconocible dentro y fuera de la tv.

Anuncios

En su último papel interpretó al padre de Richard McSorley en el film biográfico "Jackie", adaptación de la historia de la ex primera dama estadounidense Jackie Kennedy, además dejó en el tintero otras dos que están en espera, "The Good Night" y "My name is Lenny".

En 2015, cuando le diagnosticaron el cáncer, escribió una carta a sus fieles seguidores británicos, enfrentando con solemnidad que se encontraba a puertas de su capítulo final:

"Siempre he sido abierto en la manera en que llevo mi vida, y en ese espíritu quisiera hacer un pronunciamiento: he sido diagnosticado con cáncer de páncreas y estoy bajo tratamiento, y me siento optimista, igual que los médicos. Seguiré centrado en mis compromisos profesionales, y de hecho pronto voy a grabar un programa para la BBC4: Jeffrey Bernard no se siente bien.¡Ironías de la vida!". Escribió en su momento el artista.

Los años le dieron a Sir Hurt un rostro elegante, prominente y surcado de arrugas que llamaba la atención de la cámara y conectaba con el público.

Anuncios

Sus desventuradas andanzas fuera del set con Oliver Reed o Peter O’Toole, sus cuatro matrimonios, su entrañable inocencia, y su osada rebeldía le valieron el afecto incondicional de su público que hoy llora su pérdida.

“John era el más sublime de los actores y el más caballeroso de los caballeros con el más grande de los corazones y la más grande generosidad de espíritu”... “Tocó nuestras vidas con felicidad y magia y este será un mundo extraño sin él”. Fueron las palabras de su última esposa Anwen Rees-Myers.

Así pues se va otro grande dejándonos un montón de carrete cinematográfico en su historia. Descansa Sir Hurt, y gracias por tantos bellos momentos y por tan magníficas interpretaciones.

Les dejo una reflexión de este gran artista.

#Cine y Televisión