Sing Street nos presenta un deleite visual, auditivo y emocional a través de los ojos de un niño de Dublín que forma una banda en #1980 para impresionar a una chica misteriosa. Durante esa década, la ciudad atravesaba una de sus peores crisis económicas, provocando recortes de presupuesto en la mayoría de las familias, como la del protagonista a quien transfieren a una escuela católica que, contrario a lo esperado, está llena de abusos y límites. Desafortunadamente, la película no pudo impresionar lo suficiente a la Academia, aunque sí recibió una nominación a los Globos de Oro.

Un paseo por los años 80

A través de la música, los personajes encuentran la manera de escapar de su realidad.

Anuncios
Anuncios

Aunque más que escapar, de construirse una propia junto con sus sueños usando las crueldades del mundo como inspiración. El soundtrack nos transporta a la era del rock “funky”, en la que Duran Duran estaba en su apogeo junto con The Cure, A-Ha y The Clash entre otros clásicos que junto con las que son interpretadas por la banda de la película nos hacen seguir el ritmo al menos con los pies.

Los personajes son capaces de meterse en la piel del espectador y evocar emociones que van de un corazón roto hasta la inspiración total. Están bien desarrollados y el cast es excelente, incluso fue una condición del director, quien mencionaba en una entrevista para el medio español Sensacine, que no filmaría la película a menos que el reparto lo convenciera completamente. Definitivamente dio resultado.

Anuncios

Visualmente los encuadres evocan a los videos hechos en aquellos días, a los que la cinta hace tributos especiales, dándonos una nueva ola de nostalgia y además, la hacen divertida porque la historia se presta a eso. Con estos elementos, lo mínimo que esperaba era una nominación a mejor canción original, pero ni eso. A mi parecer, la Academia tiene que ajustar sus parámetros. Aquí las nominaciones para mejor película.

Al terminar la película, te deja con ganas de hacer todo lo que no hiciste por miedo, dudas, porque te dijeron tus papás, porque te lo prohibió el director de la escuela o porque simplemente no juntaste el valor suficiente, lo que la hace tener ese algo que diferencía a una película de otra: el poder de hacerte sentir.

Así que háganse un regalo y disfruten Sing Street, no se arrepentirán. #SingStreet #JohnCarney