Se puede decir que “Toppo” tiene todo para ser el próximo dios destructor, posiblemente sucesor de Vermut, porque según las descripciones él es el guerrero más brillante del universo 11. Además, tiene la sangre caliente (referido a que tiende a enfadarse con mucha facilidad), también es un guerrero muy respetuoso y pacífico, que permanece encapuchado por la necesidad de no revelar su identidad, y es el líder de las tropas que mantienen el orden en el universo del Dios Vermut.

Ser un Dios de la destrucción debe funcionar como un cargo muy importante, donde es necesario pasar por un riguroso proceso de selección y reclutamiento que rodea a los humanos más poderosos e ingeniosos del universo en cuestión.

Anuncios
Anuncios

Además, se necesitan satisfacer las exigencias del cargo, por ello seguramente son sometidos a difíciles pruebas y sólo aquel que haya aprobado tendrá la oportunidad de asumir la vacante. Unos de los beneficios debe ser el increíble aumento de poder, que le deja más poderoso que muchos humanos de su universo y la libertad de realizar su trabajo como quiera.

Su capacidad ya se ha revelado, pues cuando Boo desvió ese poder que le lanzó Basil hacia donde estaban los dioses del undécimo universo, él con un simple apretón de manos hizo desaparecer esa energía. De este mismo modo, los títulos revelados nos dieron información adicional, en donde se hace mención escuetamente a su participación en el torneo y su presentación.

Requisitos para ser dios destructor

  • Como alguna vez lo dijo Wiss, para ser Dios destructor se necesita al menos una de estas dos cosas retar al dios anterior o que este título sea ofrecido por alguien superior cuando el dios destructor haya muerto. Sin duda son condiciones especiales, pues los dioses destructores son seres potencialmente y extremadamente poderosos, y que solamente seres súper dotados pueden tener una pelea a nivel con ellos.
  • Los dioses destructores son seres muy bien escogidos, que tienen una serie de características principales, pues además de ser increíblemente poderosos, esto seres deben gozar de larga vida y así lograr mantener el equilibrio en los universos. Su duración es casi al mismo nivel que los dioses de la destrucción, pues de una u otra manera están ligados y si se muere uno el otro tendrá la misma suerte.

La última opción es que el dios destructie renuncie a ese cargo y nombre a su sucesor, siempre y cuando esta acción sea aceptada por los ángeles y los seres más importantes del universo, Zeno sama y a Daishinkan, los cuales llevan un registro de todos los dioses de la creación y los dioses de la destrucción.

Anuncios

Pero lo que todos esperamos es que Toppo rete a un dios destructor, o quizás la diosa destructora para tomar su lugar pues de todas maneras tal parece que la diosa es una de los que tienen menos poder a los hakaishin. Este duelo sería maravilloso, pues no sabemos nada de sus poderes, técnicas, ni mucho menos los límites de su poder.

#Televisión #Animación #SERIES