Hace unos días escribí sobre Please Like Me, una serie que, de hecho, casi nadie conoce. Hoy daré un giro total y dedicaré esta entrada a la serie sensación del momento: 13 reasons why, ya disponible en #Netflix. Aunque los productos para adolescentes no son precisamente mis favoritos, ni siquiera cuando fui una, surgió en mí la necesidad de confrontar a la propia Hannah, quien muestra tendencias por el victimismo, el drama, la exageración y creerse el centro del mundo.

Hace tiempo, mi analista me dijo algo como: "Las personas no te hacen sentir nada, tú eres responsable de cómo reaccionas ante lo que hacen los demás". O sea que nadie es responsable de que otros insulten, pero sí de su propia actitud.

Anuncios
Anuncios

Estoy consciente de que no todas las personas somos iguales, y como lo dice el material adicional, los adolescentes no racionalizan los problemas como un adulto.

Hay algo muy importante que no nos enseñan en la escuela: la inteligencia emocional, es muy difícil de desarrolla y, creo, que trabajarla desde pequeños podría salvar la vida de muchos adolescentes. Es de las etapas más difíciles de la vida, en especial para una mujer, que además de lidiar con los cambios comunes, tiene que aprender que, aunque no todos los hombres son iguales, no cualquiera es digno de confianza.

Hannah, la protagonista, retoma el efecto mariposa, un concepto de la teoría del caos. En pocas palabras, un evento, por más pequeño que parezca, puede llegar a provocar grandes consecuencias, como la muerte de alguien.

Anuncios

Sin embargo, considero que el efecto mariposa podría ser usado para analizar una muerte accidental, no un suicidio.

Tal como sucedió con Jeff: Si Hannah hubiera detenido a Bryce cuando abusaba de Jessica, quizás Sheri nunca le habría dado un aventón y el accidente no habría sucedido. Más adelante, tampoco habría sido abusada sexualmente. Además, ¿por qué se quedó Hannah en la fiesta de un violador? La cinta de Clay es dramática: en muchas ocasiones percibí un gran egoísmo por parte de Hannah, pues no se preocupó en investigar que este chico ya tenía sus propios problemas psicológicos como para lidiar con sus cintas. Me parece que la protagonista actuó de manera cruel en varias ocasiones, como su "venganza" hacia Tyler, el chico más bulleado de la escuela.

Hace tiempo vi una película rusa llamada Lilja 4ever, al final, Lilja toma la misma decisión que Hannah, pero en su caso, ella no tenía ninguna posibilidad, se trata de un caso extremo. Esto me hace pensar que la frase "el suicidio nunca es opción" es mentira. Sin embargo, Hannah sí tenía otros caminos. Me enfurece que en la serie le adjudiquen responsabilidad a otros, cuando había otros personajes con situaciones peores, como Justin. ¿En cuántos casetes estaría Hannah incluida? En los de Tyler, en los de Jessica seguro. Todos hacemos o dejamos de hacer cosas. Pero al final, el suicidio es una opción que está al mismo alcance que luchar por la vida. #SERIES #13ReasonsWhy