Después de estar retirado de la vida pública Camilo Blanes Cortés, mejor conocido como #Camilo Sesto, había decidido no hacer gira para celebrar sus 70 años de vida. Pero no fue así. Y el público de las ciudades de Monterrey, Ciudad de México y Puebla durante los días, 17, 18 y 20 de mayo fueron testigos de que aun cuando los años no han pasado en vano, su #Música ha quedado grabada para siempre en la memoria colectiva de miles y miles que aun recuerdan su glorioso pasado romántico y sus canciones que siguen vigentes.

Esto lo pudieron comprobar ante más de 12 mil asistentes la noche del jueves 18 de mayo en la Arena Ciudad de México, cuando después de una cuenta regresiva en pantalla, salió al escenario en traje y zapatos azules y camisa blanca, teniendo muy presente a México con la bandera puesta sobre el piano y recibiendo el cariño y aplausos de sus seguidoras o Camilistas, mientras interpretaba "Es por tí" y "Con el viento a tu favor", unos de sus conocidos éxitos.

Anuncios
Anuncios

Saludando y agradeciendo la presencia de sus seguidoras y acompañado de una excelente banda de músicos, vinieron las canciones "Yo soy así" y "Llueve sobre mojado" y "Mientras me sigas necesitando", invitó al escenario a su hijo Camilo Blanes para cantar juntos "Mi mundo tú", "Donde estés con quien estés" y "Miénteme" de los años 1983, 1980 y 1977 respectivamente y que la mayoría de los asistentes, mujeres de todas la edades principalmente cantaban a coro para alimentar su nostalgia.

“Si tus manos no me acariciasen, no sería feliz si tu boca no besara la mía, podría morir si me faltase tu ternura y comprensión mi vida perdería toda ilusión.”

Siguieron más de sus éxitos como "Si tu te vas", "Has nacido libre" y "Tarde o Temprano", para cantar a capella "Piel de ángel", "Terciopelo y Piedra" y "Madre" una canción más dedicada a su querida progenitora, haciendo un espacio en el escenario para que su banda tocara "Samba", una interpretación de "Te amo" al violín y los coristas interpretando la canción "Callados".

Anuncios

Para regresar al escenario con un traje negro con vivos rojos y cantar más de sus éxitos "Melina", "Fresa Salvaje", "Amor mío que me has hecho", "Jamás" y "Quieres ser mi amante" uno de sus primeros temas populares del año 1974.

“Y no se puede quemar porque está hecho de fuego. Ni perder ni ganar porque este amor no es un juego”.

La gente seguía pidiendo sus canciones, como "El amor de mi vida", un popurrí de varias melodías como "Amor de mujer", "Ayudadme", "Amor amar" y "Todo por nada". Ya casi para finalizar la velada siguieron "Que más te da", "Algo de mí" y sus mayores éxitos: "Vivir así es morir de amor" y "Perdóname" con los que terminaría el recuento de sus canciones para dar paso a un homenaje a la música mexicana con la canción "El Rey del oriundo" de Guanajuato, José Alfredo Jiménez, al tiempo que su banda también se despedía reinterpretando "Algo de mi". Una noche que hizo recordar a muchos pasajes de su vida con recuerdos y nostalgia por aquellos tiempos que no volverán, pero que - sin duda - siguen estando vivos y presentes como la música de Camilo Sesto.

Anuncios

#Conciertos