La nueva serie de #NetflixLas chicas del cable” que debutó en este mes, un producto más que se enfoca en darles un espacio a las féminas y tocar temas que son importantes abordar, situada en 1.929, época cuando la mujer era sólo un accesorio de la vida del hombre.

Los personajes principales son buenos, tomando en cuenta que no deja de ser una novela/drama, aunque hasta cierto nivel pueden caer en un cliché, las personalidades son variadas y bien actuadas.

La producción

Esta parte es lo mejor que tiene que ofrecer, el diseño del set es excelente ya que cuida mucho los detalles de la escenografía, el vestuario los props como los auriculares, teléfonos, los cables, la ingeniería de las estaciones, todo es de primer nivel.

Anuncios
Anuncios

Realmente te sumerge en la época y el lugar, es notorio que se tomaron el tiempo de investigar lo necesario para aparentar lo más auténtico posible.

Por otro lado, la fotografía también es digna de un premio, la paleta de colores se asemeja mucho a “DowntonAbbey”, otra serie situada en la misma época y - por algún motivo - me da la impresión que visualmente era su meta.

La Musicalización

La música en todo producto audiovisual es uno de los elementos pilares y, es por eso, que existe el Oscar para el Score (la música de una película), además puede significar la diferencia entre la grandeza y el fracaso. Con eso dicho, este es el caso con las #chicas del cable, creo yo que arruinaron todo el trabajo visual con las decisiones sonoras.

Para quien ya vio la primera temporada, se dio cuenta que la música es moderna, en inglés, y no le aporta nada positivo al resultado final, al contrario, saca al espectador de la experiencia de los 20s, roba de lo que pudo ser algo muy exitoso.

Anuncios

Tomando como ejemplo, “The Great Gatsby” en 2013 con Leonardo DiCaprio, misma época. La diferencia es que Baz Luhrmann (Director/escritor) incorporó el sonido contemporáneo a su film, pero no fue una simple decisión de agregar música moderna, sino una colaboración para fusionar el estilo de los 20s con el sentimiento de la secuencia y los artistas musicales modernos, dándole un sonido orgánico, cosa que no sucede con las chicas del cable.

Concedo el hecho que la producción de un film de Hollywood no se compara con la de una serie que da sus primeros pasos, pero es ahí donde cae el fallo, ¿por qué seguir a delante con una banda sonora que deshipnotiza al televidente?

Conclusión

Entiendo que Netflix compra contenido ya terminado y que lo más probable nunca tuvo la decisión creativa de la selección de la música y su inversión sería compensada con el simple hecho de ser una serie que empodera a la mujer, el riesgo valía la recompensa.

Yo mantenía en alto las producciones “originales” de Netflix, pero desde un tiempo atrás, desde que el corporativo se convirtió más en lo que siempre fue, un medio de distribución y no una casa productora, han tenido más de este tipo de programas con esas fallas creativas.

Anuncios

Me da la impresión que los directivos ya no tiene el mismo sentido aventurero. No olvidemos que esto es un negocio y si al final de la jornada es rentable, las cuestiones creativas quedan en segundo plano.

No digo que esta Novela sea mala, pero pudo ser mejor y es difícil ver contenido que fue teñido por malas decisiones. Me hubiese gustado poder recomendarla más, le daría un 6 de 10 y esto solo por el contenido y la temática. #TvSeries