#JenniferLópez siempre ha levantado la temperatura de sus más de 66 millones de seguidores en Instagram.

Con fotografías y videos sensuales nos muestra su buen y adorable cuerpo, sin embargo su última #fotografía causó tanta polémica, que ha llamado la atención de todos los medios.

En una #fotografía tipo selfie que publicó #JenniferLópez frente a su espejo, se aprecia que en una de sus curvas de la espalda “perdió” un pedazo de carne, es decir su línea parece haber padecido la mordida de un perro que le comió un pedazo de espaldilla o lomo.

La fotografía es evidente y aunque #JenniferLópez deseó justificar el hecho diciendo que su espejo estaba sucio –ah que casa tan cochina- lo hecho es que la fotografía muestra una forma muy rara.

Anuncios
Anuncios

Una vez más podemos comprobar que el uso indiscriminado de algunas aplicaciones de tecnología, lleva a sus usuarios a obtener resultados opuestos a los deseados.

Si #JenniferLópez ya de por sí tiene un cuerpo de tentación, que necesidad tiene de utilizar esas trampas fotográficas muy del estilo de Donald Trump.

Lo más bello siempre será lo más natural, aquello que no necesita de mayor pintura más que el color natural de una sonrisa.

La mujer es bella por naturaleza. #Jennifer López #retoque digital