Seguramente, todos estaremos de acuerdo en que #Donald Trump se ha ganado el título de ser humano más odiado de la actualidad. Desde sus inicios de campaña presidencial, muchos quedamos asqueados por sus propuestas y por sus declaraciones xenófobas y retrógradas. Este desagrado ha ido en aumento por cada nueva declaración y por cada tuit que, inconscientemente, este hombre ha compartido con todo el mundo.

Johnny Depp siempre ha criticado Trump

Este odio es compartido igualmente con los artistas más influyentes del mundo de la farándula. Entre ellos se encuentra el actor Johnny Depp, quien desde inicios de las campañas presidenciales, ha criticado a Trump, declaró en broma, durante el festival de Glastonbury, sobre la última vez en que un actor asesinó a un presidente, refiriéndose al asesinato de Abraham Lincoln en 1865, mientras éste presenciaba una obra de teatro.

Anuncios
Anuncios

Muy probablemente esta broma puede llevarlo a grandes problemas con el FBI, quienes se toman muy en serio cualquier amenaza a la Casa Blanca. Y no es para menos, puesto que varios programas de la comediante Kathy Griffin, después de que ésta mostró una cabeza falsa decapitada de Trump, tuvieron que ser cancelados. Y, como éstos, hay otros casos de bromas hacia el Trump. Madonna mencionó alguna vez en la posibilidad de hacer estallar la Casa Blanca. Mientras que el rapero Snoop Dogg disparó con una pistola de juguete a un personaje, alusivo a Trump, en un vídeo. Teniendo como consecuencia respuestas muy agresivas por parte del mismo presidente.

Estados Unidos tiene muy presentes los asesinatos de otros presidentes

A pesar de que muchos compartir un enorme desagrado por este personaje, no hay que olvidar que Estados Unidos es un país que se guía por sus heridas, un ejemplo de esto sería sus medidas de seguridad en las aduanas después del 11 de septiembre.

Anuncios

Y en el caso de los magnicidios, es un asunto que se toma con mucha seriedad después del asesinato de dos de sus más queridos líderes, Lincoln y Kennedy.

Esperemos que Depp tenga la fortuna de que este episodio sólo quede como una inocente broma, aunque los antecedentes han mostrado que esto sea muy improbable. Como miembro del entretenimiento, el actor debe tener en cuenta de que cualquier declaración que haga llega a ser pública, lo cual quiere decir que toda persona que cuente con un medio electrónico puede enterarse de sus palabras. Y obviamente, esto incluye a Donald Trump y al FBI.

Quitarle la vida a una persona, por más despreciable que sea ésta, no es motivo de broma ni la mejor solución para que el mundo mejore. Sólo podemos esperar a que todo siga su curso y que todo quede resuelto para el bien de la humanidad. #JohnnyDepp #Televisión