Nuevamente, los sistemas de entretenimiento en casa se ven atacados por los defensores del #Cine. En esta ocasión es el director de cine #Christopher Nolan quien encabeza una serie de ataques ideológicos contra la plataforma de streaming #Netflix, al mismo tiempo que promociona su película Dunkirk.

Nolan ataca primero

Nolan alcanzó la fama mundial luego de dirigir la trilogía de “Batman el caballero oscuro”, ahora está en plena promoción de su recién estrenada nueva obra: Dunkirk (o Dunkerque en países hispanohablantes), al respecto, mucho abunda entre la crítica que esta sería la obra que lo consolidaría al ser “la mejor película de guerra de todos los tiempos”.

Hace unos días, en entrevistas promocionales de Dunkirk, comentó su desacuerdo con las políticas de distribución de Netflix.

Anuncios
Anuncios

Ahora se ha vuelto habitual que en cada entrevista se le cuestione al respecto y el director no se guarda sus comentarios. Nolan discuerda con la plataforma de streaming cuando esta libera los contenidos al mismo tiempo que en el cine, lo cual afecta la competitividad mercantil de los cines. También ha remarcado el viejo argumento de “una película hecha para proyectarse en un cine debe de ser vista en una sala de cine”.

No es una guerra nueva

Hace unos cinco años, cuando Game of Thrones recién iniciaba como serie televisiva, se libró la más grande guerra de plataformas de entretenimiento de todos los tiempos. HBO defendía que el cine se había vuelto un lujo, una actividad pretenciosa y cara, que el futuro del entretenimiento se encontraba en el home entertainment: en la televisión de paga.

Anuncios

Esa era una de las razones de producir televisión con calidad de cine, como hacían con Game of Thrones, convirtiéndola en la serie más costosa de la historia (también es la más premiada, ¿coincidencia?).

Este conflicto se convertiría en el gran impulsor del apogeo mundial que hoy gozan las plataformas de streaming como HBO GO, Netflix, Amazon Prime y Claro Video, entre otras. Los defensores del cine se escudaron el el argumento de: “una pantalla jamás se equipara en calidad a una sala de cine”, sin embargo, poca discrepancia hay al respecto, el punto ha sido que el cine resulta costoso y sigue a la alza.

En esta guerra mercantil vienen las plataformas de entretenimiento web con contenidos que se van superando a sí mismas en calidad por la competencia, hasta colarse poco a poco a competir contra la televisión y lograr arrebatarles algunos premios. Las plataformas web arrancan a la audiencia de otras plataformas al romper las barreras de los horarios establecidos, maximizando la experiencia home entertainment dando absoluto control sobre la transmisión y acompañados del confort del hogar, así que el cine en realidad tiene un gran enemigo a vencer.

Anuncios

“Netflix no es más que una moda”

Nolan nos dice que Netflix es solo una moda, pero es una moda muy grande y las grandes modas son propensas a convertirse en clásicos. Pues lo cierto es que cada mes esa plataforma de video web sigue aumentando tanto su cartera de contenidos como su cartera de clientes.

Hace un par de meses estreno la cuarta temporada de su insignia House of Card, ahora está llevando a su catalogo series como Mavel - The Defenders y The Walking Dead S6; películas como Death Nothe y Mission Impossible Rogue Nation; y especiales como Ícaro y Maz Jobrani Immigrant. Recordemos que la plataforma también ha producido contenidos especiales para México como varios especiales de satnd up y series como Ingobernable.

Así como Netflix ha llevado contenidos producidos para otras plataformas a su formato web, de igual forma sus producciones originales ya ha cruzado hacia otras plataformas, ya hemos visto en televisión series web como Orange Is The New Black por Comedy Central, House of Cards por Paramount Channel y Riverdale por Warner. Netflix, por más moda que pueda ser considerada por algunos, sigue creciendo y ninguna señal da de retroceso.