Después de 4 años de ausencia en el mundo de la #Música, el día de hoy la nueva canción de la cantante #Kesha ha sido liberado. Esto con el motivo de celebrar la liberación de la cantante de su contrato con Kemosabe, empresa con la que estuvo obligada a grabar discos y donde trabajaba su abusador.

Pelea legal desde 2014

La pelea legal comenzó en octubre del año 2014, cuando Kesha alegó que su productor, Dr. Luke, la había drogado y abusado de ella sexual y psicológicamente. Desafortunadamente, Kesha perdió la batalla legal, pero pudo finalmente cambiar de productor. La cantante contó con el apoyo de sus fans y de varios artistas, entre ellos, Lady Gaga, Ariana Grande, Lorde y Demi Lovato.

Anuncios
Anuncios

En Lenny Letter Kesha ha escrito: “Hubo muchos días, meses incluso, en los que no quería levantarme de la cama, pero me obligué a mí misma a salir y llevar mis emociones al estudio y con ellas crear arte. Nunca he estado más feliz con un proyecto que con este disco. Espero que esta canción llegue a las personas que están pasando por muchos problemas, para hacerles saber que no importa qué tan mal parecen las cosas, puedes superarlas.

La nueva canción de Kesha

La canción tiene un ritmo y un tono muy diferente a lo que conocíamos de Kesha. En lugar de ser una canción para poner en fiestas y bailar, Praying es una balada que muestra el dolor y la desesperación que la cantante tuvo que afrontar. Las imágenes que muestra el vídeo son más oscuras que en otros de esta artista, sin embargo, ella sigue manteniendo la teatralidad en los colores y complejidad de su vestuario.

Anuncios

Hay una escena en blanco y negro donde Kesha se encuentra naufragando en medio del agua, pero conforme va avanzando el vídeo, la escena va transformándose en un ambiente más colorido y ella logra levantarse con su vestido de arcoíris y camina hacia el agua para salir de su naufragio.

En cuanto a la letra, es una canción que habla de la libertad y de la esperanza. Kesha ha declarado que en esta canción pudo canalizar sus sentimientos de depresión y desesperanza. "He encontrado lo que creía imposible, un lugar de paz. Esta canción es acerca de tener empatía por otra persona, aún si ésta te hace daño o te asusta. Es acerca de estar orgulloso de lo que eres, incluso en los momentos difíciles, cuando te sientes solo".

Praying” es una de las canciones que conformará el nuevo disco de Kesha llamado, Rainbow, próximo a lanzarse el 11 de agosto y será el comienzo de una nueva y mejor etapa para la compositora de la “Tik Tok”. #single