Tras una larga espera y un pequeño avance de lo que vendría en estos próximos capítulos, por fin se estrenó en forma la tercera temporada de la hilarante serie de ciencia ficción, Rick and Morty. Aunque este segundo capítulo, a mí parecer, quedó un poco a deber, en comparación del nivel de construcción del primer capítulo, que salió al aire previamente. Aclaro, es solo una percepción personal ya que en el episodio anterior se resolvió magistralmente el conflicto con el que cerró la temporada dos. Rick es recluido en la Prisión Intergaláctica y elabora un rebuscado plan para lograr salir de ahí, todo para rescatar entre la infinidad de dimensiones a Morty y Summer, jugando en los recuerdos, las dimensiones y el tiempo.

Anuncios
Anuncios

En el fondo, o no tanto, se abordan cuestiones de suma importancia, como lo son la lealtad, la honestidad, la confianza, etc., durante la escena en que Rick logra rescatar a sus nietos, mostrando que, al parecer, no es tan egoísta y despreocupado por los demás, haciéndolo un tanto más sensible.

El segundo capítulo de Rick and Morty

Este se torna algo más monotemático, ya que la aventura a la que se adentran es solo una y no del todo arriesgada e intrépida como anteriores a las que nos tienen acostumbrados donde un embrollo siempre los conduce a otro embrollo de forma meta-ficcional. Vemos que en esta ocasión, solo lidian con una dimensión distópica y los personajes a los que se enfrentan resultan ser un poco más limitados intelectualmente y tecnológicamente a diferencia de otros personajes que se nos han presentado mucho más listos y fuertes.

Anuncios

Ahora, la cuestión del divorcio entre sus padres resulta ser el tópico sobre el que se centra el capítulo y leitmotiv en su actuar. Todas las acciones, incorrectas o indebidas, que son prácticamente todas, radican en la confusión y descontento sobre la situación de sus padres. Como siempre, Morty se pone en favor de su padre y le echa en cara a Rick que es el causante de que se fuera y que como siempre, lo arruina todo. A su vez, Summer y la madre, lo defienden y abogan en favor de Rick. Si bien es bueno que se exploren otros panoramas de cómo se desarrollan los personajes y así hacerlos sentir, de alguna manera, un poco más reales y cercanos, no resultaría del todo conveniente dar un vuelco tan brusco al planteamiento original.

Algo positivo, que se nos venía avisando desde la temporada anterior y en los avances del tráiler promocional es que en esta temporada Summer comienza a tener una mayor participación de que la que veníamos viendo en la temporada previa, en donde comenzó a marcar una personalidad definida y decidida que, en ocasiones, funge como eso punto intermedio entre Rick y Morty, pero que generalmente se inclina más hacia el abuelo.

Anuncios

Pero en este segundo capítulo se muestra más endeble y menos decidida, hay un momento en el que parece tener un deja vú con el matrimonio y monotonía de sus padres y Rick, como siempre se sale con la suya, manipula, tergiversa y controla todo lo que está en sus manos, que principalmente es a sus nietos, para cumplir sus caprichos aunque estos sean sumamente arriesgados, pero demuestra que no tiene miedo a nada, porque nada realmente le interesa.

Solo nos queda esperar lo que vendrá durante esta temporada y disfrutar las inigualables #aventuras de familia tan funcional y fuera de lo común. Las primeras dos temporadas se encuentra en Netflix. #SERIES #rickandmorty