El actor y ex Garibaldi, #Sergio Mayer, estuvo casado por un corto tiempo con la actriz Bárbara Mori, dicha relación tuvo su fruto y al poco tiempo de casados tuvieron un hijo a quien llamaron Sergio #Mayer Mori. Con el tiempo la pareja se divorció. A partir de ese momento, el chico única víctima de las malas decisiones de sus padres, creció entre escándalos por los continuos amoríos de su madre y el trato ocasional de su padre, viviendo en un total abandono por parte de sus progenitores y al cuidado de la servidumbre. ¡Y ahora Sergio Mayer se queja de que su hijo sea un adicto! Eso es no tener perdón de Dios.

Sergio Mayer Mori toma malas decisiones en su temprana juventud

El joven Sergio Mayer Mori, solo y desorientado como se encontraba, comenzó sus fallidas decisiones siendo presa fácil de las adicciones, además se enredó con una mujer brasileña mucho mayor que él, con la cual procreó una hija, dicha vástaga creó durante meses la sospecha de sus padres de que no fuera suya por la diferencia de edades entre él y su pareja.

Anuncios
Anuncios

Finalmente la niña nació y los ahora abuelos posan para diferentes redes sociales muy orgullosos presumiendo a su nieta y hasta han entablado una bonita amistad con Natalia, la pareja de su hijo, ¿quién los entiende?

Sergio Mayer no considerará a su hijo para participar el el show "Sólo para Mujeres"

Para acabarla de amolar, resulta que ahora Sergio Mayer se encuentra muy enojado con su hijo porque estuvo internado durante cuatro meses (de febrero a junio del año en curso) en una clínica de rehabilitación, por lo que ha decidido perder contacto con él, sólo se comunica con Natalia para saber cómo se encuentra, pero a su hijo no le dirige ni la palabra. Craso error de los padres que no dan todo su potencial para educar a sus hijos y después les exigen los principios morales que ellos no les inculcaron con el ejemplo.

Anuncios

Pero ahí no acaba la triste historia, resulta que el actor Sergio Mayer ha montado durante décadas el Show "Sólo para Mujeres" obteniendo un gran éxito durante todos estos años, y al ser cuestionado sobre el motivo por el que no invitó a su hijo a formar parte del equipo (pues cuerpazo y juventud sí tiene), Mayer no ha tenido empacho en vociferar contra su vástago declarando que ni siquiera tiene carrera, así que no merece ser invitado a formar parte de su elenco. Menos mal que al menos ha reconocido que presencia sí tiene, pero termina el aparente buen comentario con un tácito "pero sólo eso".