El encuentro de losduques con Beyoncé y Jay-Z fue increíble. Ambas parejas asistieron al partido disputado por los equipos de la NBA en el estadio de los Nets de Brooklyn. Siguiendo los pasos del Príncipe Guillermo en estos días sabíamos que él asistiría a este evento junto a su esposa. Lo que no sabíamos era que también estarían presentes Beyoncé junto con su marido Jay-Z. El partido lo disputaban los equipos deBrooklyn Nets contra los Cleveland Cavaliers.

Las cámaras y los teléfonos móviles no sabían para donde apuntar, era un gran acontecimiento el que se estaba viviendo en Nueva York. A pesar de que cada una de las parejas se encontraba en bandos distintos, las dos gozaban de asientos en primera fila en lados opuestos del campo de baloncesto. El estadio de Nueva York estaba repleto, y las cámaras de los medios no daban a basto para enfocar a tanta celebridad junta y, claro está, el partido que se estaba disputando.

Los saludos de las parejas se hicieron antes de comenzar el partido y se les pudo ver muy amigables y carismáticos entre ellos. Alrededor de los cuatro, se podían ver todos los móviles enfocándolos. Luego pudieron disfrutar tranquilamente del partido cada uno en su sitio. De cualquier manera los Duques también aprovecharon para realizarse algunas fotos con los jugadores. Una de ellas con el jugador Lebron James, quien fue el encargado de entregarles un par de camisetas de baloncesto de regalo, una para el Príncipe, la cual tenía puesto "Cambridge", y la otra decía "George", para el pequeño de los duques.

En el caso del Príncipe Guillermo y Kate Middleton, su viaje ya ha terminado y están de regreso a su país. El viaje de los duques ha sido muy breve. Solo dispusieron de tres días en Estados Unidos, que han aprovechado a pleno, y en los cuales se han codeado con los estadounidenses más importantes, incluído en la visita al mismo Presidente, Barack Obama.

Por su parte la reina del pop, Beyoncé, y el rey del hip hop, Jay-Z, han comentado que tienen pensado mudarse a París, por ello el acercamiento en este partido quizás haya sido el comienzo de una gran amistad por Europa. La Duquesa de Cambridge ha estado a la altura en este viaje, demostrando que podrá conquistar los corazones de los estadounidenses como lo hizo en su momento su suegra, Diana de Gales. La prensa ha destacado de esta visita el carisma y la naturalidad con la que se ha mostrado Kate Middleton.