La Duquesa de Cambridge, Kate Middleton, ha celebrado una "baby shower" en la que predominó el color rosa anunciando entre sus allegadas que será una niña lo que espera en su segundo embarazo.

Aunque la fiesta fue protagonizada por el color rosa, Kate aclaró que no se decantará mucho por este color para vestir a la niña, prefiere los tonos beige, blanco, y natural.

Una de las invitadas más especiales de la fiesta ha sido su hermana Pippa, quien fue la encargada de realizarla y con la cual estaba un poco alejada. Parece que la cuñada del príncipe se había tomado atribuciones que no le correspondían, y Kate tuvo la obligación de ponerla en su sitio, con lo cual llevaban un tiempo sin verse. La "baby shower" ha sido la ocasión de reconciliar este distanciamiento familiar, y según las que asistieron, se pudo ver a las hermanas muy unidas.

Según las informaciones de la prensa Pippa habría aprovechado su relación con la corona para beneficiarse en la columna que escribe, en un libro y en diferentes actos sociales en los que participó por ser la cuñada del Príncipe Guillermo, atribuciones que no corresponden a la hermana de la esposa del príncipe.

Parece que la fiesta sirvió para arreglar estos malos entendidos y ambas hermanas se han reconciliado felizmente. Aunque también podrían enfadarse con el hermano de ambas, ya que se presentó en un programa de televisión para promocionarse, pero toda la entrevista se basó en hablar de la salud de su hermana y de cómo llevaba este segundo embarazo. Aunque intentó evitarlo y hablar lo menos posible al respecto, ha confirmado que Kate sigue descomponiéndose por la mañana, pero que luego se siente mucho mejor. También recordó que el embarazo de George, el primogénito de la pareja, también mantuvo a la duquesa delicada de salud. #Familia

Este segundo embarazo lo lleva mucho mejor, ya que hoy ha viajado a Estados Unidos junto al Príncipe Guillermo, su marido, para participar en diferentes actos oficiales. Es la primera vez que la pareja llega a este país, y la emoción estaba a flor de piel, ya que vienen tras el gran legado que dejó la madre de Guillermo, Lady Di, muy querida por todos los norteamericanos.