Sarah Ferguson, la Duquesa de York ha perdido 23 kilos en sólo 5 meses. La duquesa ha hecho una transformación que es totalmente evidente. La ex esposa del Príncipe Andrés, y madre de las princesas Beatrice y Eugenie luce contenta de su nuevo cuerpo. A los 55 años, ha realizado una #Entrevista en la revista Hola en la cual contó lo orgullosa que estaba de haber bajado tanto de peso.

Sarah será la nueva protagonista "Weight Watchers", programa en el cual explicará su nuevo estilo de vida, cómo adelgazo y el nuevo modo de vida más saludable que lleva ahora. La dieta que sigue la duquesa de York es muy limitada en cuanto a alimentos dulces y la sigue al pie de la letra gracias a un coach suizo. Aparte se ha convertido en toda una deportista, lo que aceleró aún más la bajada de peso.

Según ha explicado Sarah a la revista Hola en la entrevista, ya no podía ponerse ropa de vestir que le gustara, porque todo le quedaba pequeño. Según ha dicho "me estaba ahogando con la comida", todo lo tapaba comiendo, y eso fue lo que la llevó a aumentar tanto de peso, y cada vez descuidarse más. Se dió cuenta que ya no podía seguir así cuando no encontraba ropa que le entrase y ya no quería salir en público, por miedo a que la vieran y a las críticas, que constantemente le hacían los medios. Fueron varios años los que Sarah estuvo con sobrepeso, de los cuales pensó que nunca saldría. Ahora lo ha logrado y luce muy orgullosa al respecto.

A tal efecto se la pudo ver anoche en la alfombra roja del estreno de la película "La teoría del todo", donde se la vio espectacular y resplandeciente luciendo su nueva figura. Se notaba que estaba muy cómoda con el nuevo peso, se la pude ver contenta y animada.

La duquesa de York ha comentado que llegó a pesar 100 kilos lo que la tenía demasiado deprimida, y el hecho de que los medios se refirieran varias veces al peso que tenía, eso le afectaba muchísimo. Por ello fue cuando decidió idear un plan que le permitiera bajar todos esos kilos de más. Fue con su entrenador Josh Salzmann con quien inició el cambio de alimentación y la creación de una rutina de deportes. #Nutrición

Por su parte debido al gran progreso que ha tenido en su lucha contra la pérdida de peso le han propuesto que sea la Embajadora del Instituto de la #Salud Mundial de la Innovación en el Imperial College de Londres. Sarah ha reconocido que no hay nada mejor que poder ofrecer la experiencia personal para ayudar a otras personas con el mismo problema y si puede ofrecer su ayuda, ahí estará.