El ángel de la Independencia (o la victoria alada, como gusten y manden), amaneció ese 27 de junio con un manto espeso grisáceo, "hoy nos va a llover desde temprano" decían por ahí, "agarren pelucas y tacones" algunas voces llegaron a pronunciar, el tránsito de autos aún fluía en todas las direcciones de reforma.

Diez de la mañana en punto, el templete listo para las expresiones artísticas y discursos de pronunciamiento se ejecutan las primeras pruebas de sonido, metros más allá se observa la preparación de una cuadra de caballos, un grupo de mujeres dedicadas a la decoración de turibuses con globos y mantas a diversos pronunciamientos, eran las madres lesbianas. Seguía caminando y topo con una carpa en la carpa ya se aplicaban pruebas rápidas de de VIH, "pruébate y trátate" la campaña.

Un grupo de hombres de sombreros y botas a caballo, claman "antes yo decía que esa gente no me representa y sí es cierto, porque cada quien nos representamos a nosotros mismos y por eso estamos aquí". Verdad en sus palabras, la multitud crecía inconteniblemente, impidiendo el paso vehicular en la glorieta; al abrirme paso observé #Manifestaciones individuales: madres con hijos en brazos, padres orgullosos de su hija lesbiana, hombres que tienen solo una oportunidad al año de sacar a la mujer que sienten por dentro, muchachitos que es evidente que es su primera marcha, en fin, gente de todo tipo; inclusive hasta la fe se hizo presente, por un lado círculos cristianos, por el otro "la santa muerte" ataviado en multicolor.

El largo de la avenida estaba cubierto por una alfombra de incontables banderas arcoíris y la algarabía brota sin cesar, en la columna, en el escenario, en las calles, gritos, risas, pláticas, este evento pinta cada vez más un hecho de manifestación social, de individualidad, de creencias, de convicciones y razones, ¿dónde están los depravados? ¿dónde están aquéllos sodomitas que me advirtieron que vería? Lo cierto es que apenas estaban congregándose los contingentes, las distintas agrupaciones civiles, el público en general, aún no vería nada de lo que me toparía durante la andanza hacia el centro de la ciudad.

La fiesta inicia muy festivamente (¿fiesta? ¿qué no es una manifestación para exigir #Derechos?) En el escenario súper héroes bailando a la Xuxa, transcurren los minutos, grupo tras grupo con distintas expresiones musicales: Born To Dance con su danza contemporánea y pop moderno, Ecos del Sur fusión desafortunada y aburrida, de música mexicana y danza contemporánea, Crax el grupo musical lésbico trans lograron despertar totalmente el ánimo, Danza Deportiva bañó a todos con bachata, merengue y break dance, por tanto la fiesta del orgullo había iniciado formalmente.

¿Qué hay de todo lo social por lo cual se acude? El diputado por la asamblea legislativa del Distrito Federal, Agustín Zepeda Cruz, miembro de Prodiana A.C., Joss Frederick del Centro de Diversidad Sexual en Tlalpan, en su conjunto dieron el pronunciamiento del evento, donde recalcaron dos asuntos: el primer paso para el reconocimiento legítimo a nivel nacional del matrimonio entre personas del mismo género en todo el país por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y la exigencia de leyes que protejan y legitimen a la comunidad trans, ya que los crímenes que tienen que ver con estas personas siguen persistiendo con impunidad. 12:50, se dan los primeros pasos de la marcha encabezada este año por grupos trans. ¿Cuál es la importancia que le das tú a la marcha? #Legalización