Allá, muy a lo lejos, se alcanzaba de tamaño microscópico gente sobre camiones, de este lado se carecía de carros vistosos, de música, pero no de entusiasmo, porras y consignas. El saber que en México está legitimado el matrimonio entre personas del mismo sexo a nivel nacional es motivo para ponerlos a todos contentos.

Me topo de frente a un grupo de mujeres mayores Less Maduras México "es presencia, inclusión solidaridad igualdad de derechos que no haya discriminación que pare la homofobia, que la sociedad nos respete porque nosotros no somos una identidad tachable, sino que somos seres humanos que es un derecho universal", pide Marta Muñoz a nombre de su agrupación.

Son estudiantes universitarios heterosexuales los que pasan junto a mí, con pendones y banderas, animando a todo aquél que se les acerca, pero también lanzando peticiones al aire esperando que la sociedad comprenda y acepte que existen diversas maneras de pensar, de ser; una chica de la UAM, me indica que el hecho de estar ahí es para hacer valer como personas a todos sin importar preferencia, en la vida diaria enaltece el orgullo gay reconociendo a sus propios amigos.

Otra de las características es el incremento en el número de parejas comprometidas o casadas que hacen notar su participación, como Néstor quien lleva muchos años con Chris, pero es Néstor quien menciona que para sentirse orgulloso de sí, en la vida diaria, es dando el ejemplo al no sentir pena de lo que es y amando a su pareja.

Ya estamos en pleno corazón del centro histórico de la ciudad, a la altura de la alameda central, aquí los mirones en los comercios, restaurantes y oficinas incrementa considerablemente, algunos en realidad no pueden ocultar lo atónitos que quedan al ver la marejada multicolor, otros sólo contemplan como si al conocer se les cayera una venda de los ojos, a otros simplemente les es indiferente. Esa es la vida cotidiana, en todos los ámbitos habrá aprobación, discriminación, conocimiento, disgusto, aplausos y mentadas, México es un país sí "moralino", pero lo prefiero llamar gama de contrastes, siempre y cuando lo que se opine, es lo que se piensa y se lleva a cabo, es decir, con integridad.

¿Y los desnudos? Vienen hasta allá atrás, un puñado de personas que trabajan esculpiendo su cuerpo, bailando en centros nocturnos, obviamente tienen que venir así, de eso viven. ¿Y los que no trabajan de eso? Es una forma de ser más, existen personas que gustan del exhibicionismo, no sólo de cuerpo sino hasta de alma, esta es la ocasión en que pueden hacerlo. Hay que aceptar la libertad de expresión, la petición generalizada en la marcha.

Es por ello que la marcha es como el cine, habrá películas maravillosas que nos apasiona porque comulgamos con lo expuesto, otros la detestarán porque simplemente no son público para la cinta o la trama; pues bien este evento puede verse también desde dos perspectivas ya sea en lo festivo, en lo dancístico, en lo vistoso, junto a los carros de distintas empresas, para darse un "taco de ojo" con los bailarines sensuales, o ir bailando debajo de ellos, y presumir el mejor vestuario que se pudo ocurrir este año; o bien, si se prefiere, si se es de los que cobran consciencia social, que viven preocupados por sacar a flote al país, de los que defienden o apoyan causas también hay espacio. Es decir, la marcha es una manifestación de festejo ya sea por los logros sociales o solamente por la emoción que da ser como eres. ¿En tú vida diaria cómo enalteces el orgullo gay? #Manifestaciones #Legalización #Derechos Humanos