En el Reino Unido existe el primer bus de pasajeros del mundo que se impulsa a través del consumo de biometano, es el A4, que cumple la ruta desde el aeropuerto de Bristol con la ciudad de Bath, y su combustible es el biometano, que es producido a través de excrementos humanos. Se trata de un combustible que es capaz de reducir las emisiones de contaminación y es capaz de transportar hasta 40 pasajeros. La empresa que da soporte a esta iniciativa, Wessex Water, espera haber transportado en un año a unos 10 mil pasajeros.

El gas que alimenta a este bus es producido utilizando los residuos que generas 5 personas a lo largo de un año y con ello el bus recorrería 300 kilómetros (190 millas). Sus inventores afirman de esta forma la importancia del aprovechamiento máximo de los recursos, pues el bus es una demostración de que los residuos orgánicos y los excrementos humanos son recursos valiosos que deben ser utilizados.

La pregunta del millón ¿Es un biocombustibles "oloroso"?

La respuesta es NO, no emite olor al ser quemado como combustible. El gas de biometano que se produce se genera cuando las bacterias rompen los biosedechos, transformándolos en metano y en dióxido de carbono, durante ese proceso se van retirando las impurezas de forma tal que se produzcan las emisiones sin olor.

Mohamed Saddig, de la compañía a cargo de la iniciativa, Geneco, y que se encarga de operar las instalaciones de aguas residuales de donde proviene el combustible que impulsa el "bio-bus", comenta que el medio de transporte tan peculiar, de momento, es propulsado por el combustible que las mismas personas de la zona generan, por tanto los mismos seres humanos son los generadores de lo que podríamos llamar energía verde. En resumen: aprovechar al máximo aquello que consideramos que no sirve ya para nada, algo que no comparten los ingleses y les agrego un ejemplo.

En reino Unido los excrementos humanos son utilizados como biocombustibles y estos para la calefacción de miles de hogares, tan positivo es el resultado que los expertos estiman que el biometano que se puede llegar a producir sería suficiente para reemplazar alrededor de un 10% del consumo doméstico de gas del país. Eso sí, se aprovechará la "producción" a pleno rendimiento. Un ahorro energético más que considerable y una reducción de impacto al medioambiente que agrega calidad de vida.

La imagen que lleva el peculiar bi-bus no deja lugar a dudas de cuál es su fuente de energía. Afortunadamente, en ocasiones, la #Tecnología trabaja a favor de la gente y con el paso del tiempo seguramente veremos buses como estos en muchas ciudades de Europa. Ya iba siendo hora de que se aprovechen de verdad los recursos ¿no? #Medios de transporte