Este martes el astrofísico Stephen Hawking, de nacionalidad inglesa, anticipó que el deseo de concebir A.I (inteligencia artificial) de vanguardia puede contribuir a arriesgar la conservación de la raza humana. A sus 72 años el científico afirmó que los progresos en esta división de la #Tecnología avanzada puede representar "el final de la raza humana", esto si los recursos robóticos superaran la inteligencia de las personas. Si sucediera así y la robótica tomara el control, estos se rediseñarán a sí mismos, para suplantar a los humanos, así lo dijo el físico en un encuentro con la BBC de Londres.

Stephen Hawking ofreció una rueda de prensa en la capital inglesa y allí presentó su reciente software, el cual le permite conversar con considerable velocidad que la que podía hasta ahora. Según manifestó, fue desarrollado junto a la compañía Intel, tendrá más fluidez y multiplicará sus esfuerzo de productividad por diez.

"Los seres humanos no pueden competir y quedarían suprimido por un robot", dijo. Con este entorno, recalcó que los sistemas inteligentes creados hasta la fecha resultaron útiles para la humanidad, pero advirtiendo con la probabilidad de que en un futuro puedan ser peligrosos. "El ser humano esta limitado por su evolución biológica, de esta manera es imposible competir; quedaría suprimido por los robots", así lo considera Stephen Hawking.

También se atrevió a comentar de las amenazas que pueden surgir en #Internet y acentuó que las empresas de telecomunicaciones deberían "hacer más" al respecto para paliar las amenazas que se propagan en la red. Él afirma que la dificultad que ve es en como hacer esto sin tener que sacrificar la privacidad y la libertad de las personas en la red.

Hawking pasa por un momento delicado con su salud, pero manifestó que aspira a seguir compartiendo sus charlas,seminarios y que continúa redactando sus artículos y libros.

Stephen después de dos décadas renovará el software que utiliza para comunicarse. Por primera vez lo ha actualizado. Con su programa es capaz elegir palabras y letras para que el sintetizador de voz pronuncie sus pensamientos. Lo único que ha querido preservar del original es la voz robótica que tenia, ya que considera que es una señal personal de identidad. La interfaz tiene un sensor infrarrojo instalado en sus gafas para detectar el movimiento, de esta manera puede seleccionar y navegar por los diferentes menús de pantalla.