La aplicación Über últimamente ha sido objeto de muchas críticas después de varios incidentes por la mala conducta de alguno de sus choferes; por esto, está actualizando el servicio incorporando nuevas medidas de seguridad.

Felipe Cárdenas, el jefe de seguridad de Uber, en su blog y con el título de "Nuestro compromiso con la seguridad", defendió el procedimiento actual que utiliza la empresa para calificar a los conductores y los controles de antecedentes que se les hacen, pero también reconoció que en Uber todavía tiene más trabajo por hacer y que lo están haciendo.

Este nuevo cambio comienza con cuatro importantes ajustes que ya se están realizando; el señor Cárdenas los describe como una revisión de la seguridad mundial. En primera instancia Über está intentando mejorar toda la seguridad implementando las nuevas tecnologías, implementando la biometría y la verificación de voz para el control mejorado, la manera de comunicarse con Uber y los contactos personales en caso de que ocurra alguna emergencia o situación dudosa durante el trayecto.

La compañia tambien está tomando medidas para mejorar los controles de antecedentes de los conductores a nivel internacional, donde Cárdenas afirma que los estándares varían ampliamente. Una vez más Über promete solucionar este problema utilizando el análisis científico y la #Tecnología para encontrar todas las soluciones,

La atención al cliente también se convertirá en un foco para la empresa. El ex ejecutivo de Amazon, Tim Collins se unió a la compañía de Uber para llevar la iniciativa de apoyo global. Finalmente Cárdenas informa que Uber trabajará con socios que tienen una amplia experiencia en cuestiones como la seguridad de las mujeres, la resolución de los conflictos y la seguridad vial.

Algunos críticos afirman que los actuales controles de antecedentes a los que se someten los conductores de Uber no son suficientes. El fiscal del distrito de San Francisco, George Gascón, ha llamado a la verificación de los antecedentes que utiliza Über de 'completamente inútil', ya que no toman las huellas dactilares de sus conductores y otros se quejaron de que los controles no se ejecutan a través de la base de datos criminales del FBI, que es requerida en las comisiones de taxis de muchos lugares. Cárdenas tampoco aborda el hecho de que los conductores de Uber no se hagan la prueba del uso de drogas, lo que es una violación a la ley en algunos estados y con frecuencia tampoco llevan el seguro adecuado.

Uber ha defendido su proceso de selección del conductor como una verificación superior de antecedentes del gobierno, ya que utilizan los registros originales en comparación con la base de datos que mucho de ellos están potencialmente fuera de fechas. #Medios de transporte