Dos de las firmas tecnológicas más poderosas de nuestro tiempo, quieren lanzar al futuro la industria automotriz moderna. Y mientras Google se enfoca en desarrollar un auto que no necesita conductor, Apple ya trabaja en un novedoso coche eléctrico.

Quien se animó primero a esta clase de proyectos, fue el gigante de Internet, con sus planes de construir vehículos terrestres capaces de conducirse solos. Pero ahora se sabe que Apple no se ha quedado atrás, en esta voluntad de revolucionar el entorno automotriz. Para ello se encuentra desarrollando el proyecto Titán, relacionado con la fabricación de un coche eléctrico.

Por lo tanto, se hace patente que los colosos actuales de la tecnología, tienen en mente cambiar las reglas de la automoción contemporánea. Pero, ¿tendrán la capacidad estas firmas tecnológicas- y no las automotrices-, para definir el porvenir de esta industria?

Los especialistas consideran que los fabricantes tradicionales de automóviles, no han podido concretar la creación del coche del porvenir. No ha existido ese salto disruptivo que se requiere y se había esperado, de acuerdo a las circunstancias del medio ambiente, así como también los requerimientos de las sociedades actuales.

En este escenario, compañías como Google y Apple, especialistas en software, pueden ser protagonistas de ese cambio. Además, aunado a su experiencia en desarrollos tecnológicos, estas firmas tienen una ventaja adicional: no tienen limitaciones económicas. Las reservas financieras de Apple rebasan los 178 mil millones de dólares, lo cual equivale a seis veces las reservas de Volkswagen. Por su parte, Google tiene reservas aproximadas de 64, mil seiscientos millones de dólares.

El arribo de competidores como Apple y Google, obliga a las compañías automotrices convencionales a dinamizar sus proyectos, con el objetivo a mejorar las propuestas tecnológicas de sus vehículos. O bien, decidirse a diseñar el coche del porvenir.

Que estas empresas tienen conciencia del cambio que se avecina, en el entorno automovilístico del futuro cercano, se hace patente, por ejemplo, en el hecho de que estuvieron presentes en la más reciente entrega del CES, en Las Vegas, la feria tecnológica y de consumo más importante del orbe.

Además, empresas como Ford, Daimler y Uber han abierto grandes centros de investigación para el desarrollo de prototipos de coches de vanguardia, con la más moderna tecnología y que no requieren de conductor. Por lo que se refiere a los coches eléctricos, parece que el principal competidor que tendrá Apple en este campo será la firma Tesla Motors. #Medios de transporte