Autoridades del gobierno de los Estados Unidos, ha divulgado recientemente una propuesta de nuevas reglamentaciones para controlar más la utilización de drones voladores. De aprobarse este proyecto, drones de pequeño tamaño podrán ser utilizados en el territorio estadounidense, pero bajo condiciones especiales.

Elaborada por especialistas de la Administración Federal de Aviación (FAA), la propuesta aprobaría el uso de drones, que no pesen más de 25 kilogramos,a  volar durante el día, pero siempre que se encuentren visibles para quien los esté operando.

De esta manera quedarían prohibidos los vuelos con drones durante las noches. Además, estos aparatos voladores teledirigidos, deberán mantenerse en las alturas, a menos de 152.5 metros, sin rebasar en ningún momento los 160 kilómetros por hora en su velocidad.

De acuerdo a lo recomendado por la FAA, quienes quieran hacer uso de drones en los Estados Unidos, deberán tener una edad de por lo menos 17 años, aprobar un examen de conocimientos aeronáuticos y conseguir un certificado oficial.

La FAA ha establecido un plazo de dos meses para conocer observaciones y comentarios acerca de esta propuesta para regular más a fondo, la utilización de drones. Si bien, conocedores del sector estiman que transcurrirá por lo menos año y medio, para que las normas estén adecuadas al cien por ciento y sean aprobadas finalmente.

Todo ello se anuncia en el marco de recientes recomendaciones dirigidas por Barack Obama, presidente de los Estados Unidos, a las agencias gubernamentales de esta nación, las cuales están utilizando drones en sectores como la seguridad de la frontera con México o en la agricultura. En este caso, Obama pide a estas agencias que lleven a cabo esta actividad con drones, siempre respetando las libertades civiles y la privacidad de los ciudadanos.

Como quiera que sea, el propio Obama reconoce que la tecnología relacionada con los drones, sigue mejorando con rapidez, y que estos vehículos cada vez demuestran una mayor capacidad para efectuar misiones flexibles a nivel operacional y a moderados costos económicos, con relación al uso de aviones con tripulación.

Obama subraya que estos aparatos voladores teledirigidos, podrían tener un gran rol transformador en áreas tan variadas como la seguridad pública, el adiestramiento militar, las actividades agropecuarias y el desarrollo de infraestructura urbana, entre muchas más.

Hace unos meses apenas, el presidente de los Estados Unidos había mencionado la necesidad de regular la utilización recreativa y comercial de drones, luego de que uno de ellos cayera por accidente en la Casa Blanca, sin consecuencias mayores.