Por supuesto, es una manera de monetizar sus servicios online. Pero al parecer Google no tiene aún claro cómo implementar esta estrategia para atraer internautas habituados a tenerlo todo en la Red, sin costo alguno. Ese es el dilema para el gigante de Internet, quien podría estar trabajando en un servicio de YouTube de paga, para presentarlo próximamente.

Teniendo cautivos a millones de usuarios en el entorno de la reproducción de vídeos, Google parece querer dar un cambio de rumbo e iniciar la monetización de sus plataformas usando el modelo de suscripción a los usuarios.

Habiendo presentado hace poco un servicio orientado a la reproducción de videos musicales, a cambio de un pago mensual, la firma estadounidense parece querer ir más allá con su plataforma YouTube y ofrecer un mecanismo de suscripción que permita disfrutar de los contenidos sin publicidad alguna.

Este proyecto, comentado a los medios en el marco de una mesa de prensa por Robert Kyncl, directivo de You Tube, podría iniciar en dos meses aproximadamente. Por lo pronto, aún se encuentra en una etapa experimental y los encargados del servicio, aún están corrigiendo algunos detalles.

Cuestionado al respecto, Kyncl afirmó que el servicio de YouTube no cambiará mucho para buena parte de los usuarios de la plataforma, puesto que saben que solo un sector muy concreto de los internautas, estaría dispuesto a pagar por el nuevo servicio.

El plan de la empresa estadounidense, en última instancia, es monetizar plenamente los videos que suben los usuarios y las empresas creadoras de contenidos. Cabe recordar que, desde hace tres años, Google ha invertido millonarias sumas en la creación de canales de YouTube "Premium", orientados al ámbito profesional. Y desde hace algún tiempo, los directivos de YouTube han analizado la creación de un modelo de paga, para que los suscriptores puedan disfrutar de los videos sin publicidad.

Google ya había declarado el pasado mes de noviembre que, las suscripciones a este servicio sin anuncios, podría tener un costo de 7.9 dólares al mes. A cambio de esta cuota, los usuarios podrán disfrutar de los contenidos de YouTube sin publicidad, sin necesidad de estar conectados y también de escuchar sus canciones favoritas aun manteniendo otras aplicaciones activas.

Este proyecto marcaría un parteaguas en la historia de la principal firma de videos online, cuyos contenidos sin costo, solo acompañados de breves avisos publicitarios, consiguen atraer a más de mil millones de internautas de manera mensual. #Tecnología