Las impresoras 3D llegan cada vez más a los usuarios. Lo positivo de ello es que, con seguridad, los precios de estos equipos comenzaran a caer, y por consiguiente, la demanda tecnológica crecerá.

Recientemente fue noticia que los supermercados de la cadena Albert Jeijn, de origen holandés (similares de Mega Comercial Mexicana o Soriana en México), han puesto a disposición de sus clientes una novedosa impresora 3D ¡de chocolate! en la ciudad de Eindhoven, Holanda. Allí sus clientes pueden probar esta innovadora alternativa para crear diseños personalizados de chocolate, incluso para tartas, pasteles u otro elemento decorativo como un adorno apetitoso.

¿Qué es una impresora 3D?

Es una máquina tecnológica capaz de realizar impresiones de diferentes diseños, creando objetos, piezas o maquetas con volumen. El diseño se carga y programa en el ordenador. El equipo emplea una serie de polímeros que constituyen el material de la impresión. Actualmente los modelos que están a la venta son dos:

1- Compactación (masa de polvo que se compacta por capas)

2- Adición (inyección de polímeros que se añade por capas)

Ahora bien, según el método empleado se clasifican en:

A- Impresoras 3D de tinta (imprime en distintos colores)

B- Impresoras 3D láser (solidificación de polímeros)

La impresión 3D es un proceso tecnológico de fabricación, de un objeto tridimensional, mediante la superposición de capas sucesivas del material empleado.

La Impresora 3D 'ByFlow'

Quien desarrolla esta nueva impresora 3D es el holandés Floris Hoff. En principio la idea era imprimir con plásticos, pero con el correr del tiempo vio la posibilidad de convertir su máquina en una impresora que sea capaz de emplear sustancias pastosas como el chocolate. La exposición al público, en los supermercados de la cadena Albert Jeijn de Holanda, podría representar un acierto creativo por su invención.

 El trabajo es desarrollado junto a su padre en el FAB Lab de la ciudad de Maastricht. ya se han realizado mejoras en el diseño del equipo procurando simplificar la forma en la que se usa. La impresora 3D cuenta con cabezales de extrusión con forma de jeringas médicas, y con ello se asegura de que el producto siga siendo comestible y puedan ser reemplazadas en una tienda.

En el proceso, la impresora tridimensional, extruye pasta de chocolate de Nutella sobre un papel comestible para que los clientes puedan probar el sabor resultante.

¿Te gustaría decorar tus pasteles con esta impresora 3D? #Tendencias #Tecnología