Por lo menos cinco pequeños drones sobrevolaron varias zonas de la capital francesa durante la noche. Fueron observados sobre la Torre Eiffel, Plaza de la Concordia, los Inválidos y otros sitios importantes. Todo ello lo reportó el diario Le Monde.

Este es el más reciente caso de una serie de avistamientos de drones no identificados, los cuales han causado alarma entre los parisinos, debido a los atentados que han afectado a la Ciudad Luz en los meses recientes.

De hecho la fiscalía solicitó que se abriera una investigación tras haberse recibido reportes de un dron sobrevolando el Eliseo, el pasado día 20 de enero. Y desde el mes de octubre del 2014, son ya 19 los objetos voladores teledirigidos que han sido observados deambulando en las proximidades de las centrales nucleares de esta nación europea.

Otras de las zonas públicas que han estado siendo sobrevolados por estos drones misteriosos son la sede de la Asamblea Nacional, la Torre de Montparnasse y la histórica Plaza de la Bastilla.

Testigos afirman que los sobrevuelos se han presentado en diferentes horas de la noche, especialmente luego de la medianoche y antes de las seis de la mañana. A la una de la madrugada se observó un pequeño dron volando sobre la embajada de los Estados Unidos en Francia. El aparato se desplazaba a una altura de entre 100 y 300 metros.

Numerosos agentes de seguridad y policías fueron enviados para arrestar a quienes manipulaban a tales drones, puesto que, por las características de los dispositivos, debieron de hallarse en las cercanías de esos lugares. Sin embargo no pudo hallarse sospechoso alguno. Se ha sabido que la gendarmería y fuerzas especializadas de la policía francesa ya están investigando el caso.

Cabe mencionar que esta clase de aparatos son fáciles de conseguir en el mercado. No obstante el hecho de verlos en fechas recientes sobrevolando sitios sensibles para la seguridad pública, ha causado preocupación entre las autoridades francesas.

Apenas el pasado mes de enero se reportó que uno de estos misteriosos drones sobrevoló el Palacio del Eliseo, sitio donde vive el presidente de Francia, François Hollande, y en octubre de 2014, varias plantas nucleares ubicadas en diferentes regiones del territorio francés, fueron los objetivos de estos dispositivos aéreos teledirigidos.

Esta clase de drones son capaces de tomar fotografías y videos de alta definición, pero no se ha determinado si estos vuelos se relacionan con aficionados a los últimos desarrollos tecnológicos o si se están realizando con maliciosos objetivos.