La firma de productos farmacéuticos Johnson & Johnson, llegó a un acuerdo con Google para el diseño y construcción de un robot cirujano. Gracias a este plan de trabajo conjunto entre ambas compañías, se espera ayudar a los profesionales del medio y pacientes en las circunstancias más complicadas.

Pero no debe pensarse que la incorporación de la inteligencia artificial en las cirugías tenga como propósito sustituir a los médicos humanos, sino más bien auxiliarles a efectuar los procedimientos con una mayor precisión.

Tal y como ha hecho patente el robot Da Vinci, otro autómata enfocado a las cirugías, los robots ofrecen mayores niveles de estabilidad y precisión por lo cual su cometido esencial es disminuir los errores que se presentan en el marco de las operaciones.

Un directivo de la firma Ethicon, propiedad de Johnson & Johnson, ha comentado que este proyecto emprendido en colaboración con Google, es otro significativo avance en el compromiso que tienen para proteger a los pacientes que se someten a procedimientos quirúrgicos.

Aunque se perfila como un proyecto sumamente prometedor, los propios pacientes serán quienes decidan si quieren ser atendidos por estos autómatas. No se puede dejar de lado que este desarrollo tecnológico abre un intenso debate acerca de la moralidad y pertinencia de la inteligencia artificial en labores tradicionalmente humanas.

Google y Johnson & Johnson combinarán sus capacidades, alcances tecnológicos y conocimientos en distintos campos científicos para la creación de una plataforma robótica diseñada para labores quirúrgicas. Será un sistema robótico que incorpore lo más moderno en este campo. La optimización resultante se manifestará principalmente en el interior de los quirófanos.

La meta principal de ambas compañías, de las más importantes en sus respectivos medios, es mejorar a pacientes, cirujanos y a todo el sistema de salud en general. Cabe señalar que la cirugía robótica es una variedad de operación no invasiva que usa diferentes tecnologías para dotar a sus cirujanos de un control más riguroso, un acceso más sencillo y mayores niveles de estabilidad en sus procedimientos.

En todo momento Google y Johnson & Johnson han dejado en claro que esta #Tecnología es solo una herramienta de apoyo y nunca será un sustituto de las labores de los cirujanos humanos. #Medicina