Desde la creación del internet, el ser humano ha buscado estar conectado con todos sus aparatos y con el mundo, para mejorar su estilo de vida. Por medio de redes sociales y apps móviles el ser humano ha buscado estar más cerca de todo, aunque este muy cerca de todo. Algo irónico, pero es el reflejo de nuestra vida actual.

“El internet nos acerca con los que están lejos y nos aleja con los que están cerca.” Una frase que describe muy bien el mundo desde el boom de Facebook y la aparición del primer iPhone, pues sin este último el boom de las apps móviles no hubiera sido el mismo. ¿Aún recuerdas la primera app que instalaste en tu Smartphone o Tablet? ¿Cuál fue la última app que instalaste? ¿Usas apps para todo en tu vida?

Preguntas con respuestas muy variadas, pero que tienen un fin común: demostrar que tan conectados estamos a las cosas. Desde un servicio de compra en línea, pasando con servicios bancarios diversos hasta apps para la #Salud, tal es el caso de ResearchKit de Apple. Pero también están las apps que nos hacen estar conectados con servicios tan cotidianos que todo mundo usa, tal es el caso de Uber, que llegó para cambiar la forma en la que usamos los servicios públicos, desde un taxi hasta su más reciente servicio de helicóptero. Pero, ¿qué pasaría si un médico tuviera un servicio similar a Uber?

Esa es una pregunta que sale a la luz desde que servicios como Heal- que por el momento sólo está en Los Ángeles y San Francisco-, han estado innovando el mercado de la salud, dando servicio de consultas a domicilio, con un tiempo de respuesta de 20 a 60 minutos y con una tarifa plana de $99 USD. El plan de expansión de Heal para este año, incluye 15 ciudades de Estados Unidos, dando un servicio de 8 a.m. a 8 p.m., los siete días de la semana.

Con un asistente médico y con un kit con los aparatos sanitarios de alta #Tecnología, incluyendo los aparatos para tomar los signos vitales, los médicos de Heal, los cuales están afiliados a hospitales y programas respetados cómo la UCLA, Columbia y Stanford, otorgan sus servicios de consulta en Los Ángeles y San Francisco.

Aunque los servicios que proporcionan son limitados, como diagnosticar y tratar padecimientos ligeros, es un servicio que puede mejorar la calidad de vida de las personas. Sin embargo, el paciente debe tramitar el pago del seguro. Sumado a eso, el extender recetas es otro punto, ya que es un servicio que pueden hacer, pero que en el caso de surtir dichas recetas tiene un costo extra de $19 USD.

Pero Heal, no es el único jugador en el mercado. Pager, en Nueva York, es otro importante jugador, que como dato extra, Oscar Salazar, cofundador de Pager, también estuvo involucrado en Uber. Tal vez de ahí venga el por qué la semejanza con el servicio de Taxis.

Go2Nurse, un servicio de enfermeras en Chicago y Milwaukee, es otro gran participante en este sector económico en ascenso, que otorga el servicio para atender embarazos, ayuda con recién nacidos, atención a ancianos y atención especializada para pacientes con Alzheimer y Parkinson.

Doctor on Demand, es otro servicio, pero con una pequeña variante. Otorga una videoconsulta con un médico general o pediatra. Pero que en meses resientes buscó otro nicho de mercado más, las consultas psiquiátricas a través de una cámara web. De momento, se ven como herramientas que puede innovar el mercado de la salud y así mejorar la calidad de vida de los seres humanos. Porque por eso estamos conectados. #Medicina