Si en Europa hay una marca que ha logrado un éxito sin rival en estos últimos años esa es la rumana Dacia. Precios contenidos unidos a mecánicas y componentes sobradamente probados en modelos anteriores de la marca que con el añadido de estar fabricados en países con obra de mano más barata, hacen de ellos una oferta pensada en los clientes menos pudientes o que simplemente buscan un auto para desplazarse sin buscar más allá.

 El grupo Volkswagen finalmente se suma a emprender esta aventura, la cual llevaba en los últimos años considerándose. La nueva marca que todavía se encuentra sin tener nombre, será la punta de lanza cara a mejorar las ventas en los mercados emergentes, un suculento pastel al que no se quiere renunciar.

El gigante chino será el primer mercado donde comenzarán a venderse, para luego hacerlo en América Latina, India, África y Europa del Este. La dirección de Volkswagen ha manifestado que en principio no tiene intención de comercializarse en Europa Occidental, aunque tampoco está descartado al 100%.

Los precios de estos vehículos, al menos en China, que es donde más perfilada está la que será su estrategia comercial, oscilarán entre los 8.000 y los 11.000 euros. La estrategia del grupo alemán es estar presente en todos los segmentos, sean populares como en el caso que nos ocupa o de élite como es el caso del auto que relevará al Bugatti Veyron que podrá costar más de 1.000.000 de dólares.

En la gama de la futura marca estarán previstos una S.U.V, un Hatchback y un clásico sedán. La decisión de incorporar esta marca responde según el presidente Winterkorn a reducir los costes internos que tiene la producción y a que se produzca una mejora en la rentabilidad, algo que esta fuera duda cuando mecánicas o componentes siguen dando beneficios con estas marcas que de otra forma ya haría tiempo que no se venderían ni darían beneficios.

El mundo del automóvil sigue evolucionando y no solo innovando hacia adelante, sino también haciendo de la rentabilidad y el aprovechamiento de los recursos todo un arte. El comprador será el que determine si ha sido un acierto y en que medida.  #Tecnología