SONY, como una de las tres grandes casas de videojuegos en la industria, busca marcar la pauta o "ganar la guerra" (así es, en esta exposición se ha hecho tradición que las tres compañías más importantes lleven su competencia a nivel mediático varios peldaños y quede como un combate bélico). Los japoneses, quienes se "llevaron la victoria" (según mucha gente) en E3 2014, cuando dieron a conocer su nuevo aparato, el Play Station 4 (PS4), dejaron a su más cercano competidor, Microsoft muy mal librado.

Dispuestos a conservar esa tendencia, han decidido poner toda la carne en el asador de los juegos exclusivos para su PS4, como son Uncharted 4, The Last Guardian, Final Fantasy Remake, Street Fighter V entre otros. Para quienes no sepan por qué son importantes las exclusivas, explico rápidamente. Estos juegos son el motivo para conseguir una consola por sobre la otra, ya que ahí podrás tener esos juegos o entregas que deseas y, al final del día, pueden constituir una decisión de compra. Tomando en cuenta que SONY registró previo al E3 una marca "Player", para su nuevo slogan publicitario FOR THE PLAYER (PARA EL JUGADOR) mostrándonos el enfoque que el consorcio quiere dar y la manera en que desea atraer a sus consumidores, los jugadores, los videojugadores.

Pero, ¿qué tal le fue a Project Morpheus? Si bien se presentaron títulos compatibles para esta nueva aplicación, las gafas de realidad aumentada, como son Valkyrie, The Deep o Wayward Sky que permitirán a los usuarios coexistir en la realidad virtual gracias a ésta nueva #Tecnología. Cabe mencionar que se le mira con cierto temor, debido a que es un proyecto nuevo y, principalmente, a la no muy buena recepción que Kinect tuvo entre la gente. Además, todavía hay que agregar que ya hubo otra compañía que tomó pasos similares en esa dirección y no salieron muy bien librados, Nintendo, con su Virtual Boy, infame equipo que mostró que la realidad virtual no es una muy buena idea en los videojuegos todavía. Aunque, de ser bien aplicado, Project Morpheus tiene potencial para cambiar esa mancha negra.