Algo que nos interesa a todos los usuarios de aplicaciones de mensajería instantánea es qué se hace con nuestros datos privados, los cuáles se mueven por éstas. O por lo menos si nuestros documentos están tan protegidos como deberían.

En junio de 2013, Edward Snowden comenzaba lo que podría llamarse la revolución de los documentos confidenciales. Algo que hizo que muchas grandes empresas como Yahoo, Microsoft, Facebook o Twitter, que manejaban una gran cantidad de documentos privados, se concienciasen de una manera consecuente a esta revolución y tuviesen más en cuenta los riesgos de la privacidad de la gente.

Se acaba de publicar el informe anual sobre las prácticas de recolección de datos y su seguridad, por parte de la Electronic Frontier Foundation (EFF).

"Who has your back?" (¿quién te respalda?) es el nombre que recibe dicho informe en donde se centran especialmente en la forma en que las empresas protegen nuestros datos ante potenciales peticiones gubernamentales. #WhatsApp ocupa uno de los peores lugares en esta escalada hacia la privacidad de la gente.

No es algo extraño, ya que desde que apareció este informe por primera vez en el año 2011, la famosa aplicación de mensajería instantánea ha ido siempre a la cola en la implementación de estas políticas. Aparte de observar su patético resultado en la calificación de este informe, también fue una de las últimas aplicaciones en integrar el cifrado de punto a punto en sus comunicaciones. Telegram, por su parte, lo hizo mucho antes, como también lo hicieron otros servicios de mensajería instantánea, incluido el iMessage de Apple.

Como vemos, otras aplicaciones bastante conocidas y del mismo ámbito, a pesar de ser utilizadas por una considerable minoría, le han sacado ventaja en este aspecto a la compañía de Mark Zuckerberg.

Actualmente Whatsapp es una de las aplicaciones más distribuidas en Estados Unidos y Europa y trabaja sobre plataformas iOS, Android, Blackberry, Nokia y Windows Phone con más de 350 millones de usuarios alrededor del mundo. Una de las aplicaciones más usadas en nuestro día a día y la app de mensajería instantánea más utilizada, pero a pesar de codearse con los mejores en cuando a usabilidad y popularidad, se queda completamente atrás en algo tan importante como lo es el cubrir los riesgos del manejo de información y privacidad de sus usuarios. #Tecnología #Smarthphone