Desde el estreno de la cinta Back to the Future II en 1989 muchos de los adelantos científicos y tecnológicos que vimos usando al personaje de Marty McFly, parecían fuera del alcance de la realidad. A principios de 2014 una compañía llamada HUVr Tech comenzó una campaña viral a través de un video en YouTube donde el conocido Dr. Emmett Brown llevaba a cabo en un estacionamiento de Hollywood la demostración de la misma patineta flotante de la cinta, contando con la colaboración de Tony Hawk, skater profesional y el músico Moby, que explicaban su funcionamiento levitatorio debido a unas bases magnéticas recargadas con electricidad que creaban un campo magnético que hacía que el dispositivo quedara suspendido en el aire. Pero todo fue un montaje con cables ocultos que fue descubierto por la gente en internet y dieron cuenta del total descrédito de dicha invención.

Eso fue hasta hace unos días cuando la marca japonesa de autos de lujo de Toyota, Lexus, publicó en su sitio web y redes sociales: “Cuando la #Tecnología, el diseño y la imaginación vienen juntas, cosas sorprendentes pueden llevarse a cabo”, con lo que reveló la invención que le llevó mas de un año trabajando en colaboración con científicos del IFW en Dresden, Alemania, subsidiaria de Instituto Leibniz para la Investigación de Materiales en Estado Sólido, logrando llevar el concepto del sueño a la realidad, de lo que llaman una aerotabla de levitación magnética y su respectivo parque de deslizamiento, que abarca alrededor de 200 metros y fue construido cerca de Barcelona, con imanes permanentes debajo que permiten que la aerotabla flote sobre la superficie sin problemas.

En el interior de la tabla los superconductores necesitan estar congelados a una temperatura de -197 grados centígrados mediante la inyección de nitrógeno líquido y cuya reacción provoca una inminente estela de humo que puede verse saliendo de los lados de la tabla. Mediante el campo magnético de los imanes debajo se mantiene la distancia entre la tabla y la pista manteniéndola en un vuelo flotante, de tal manera que la fuerza magnética es tan fuerte que puede soportar a una persona e incluso brincando sobre ella.

Para demostrar la veracidad de su invento el equipo de Lexus realizó un vídeo con Ross McGouran uno de los profesionales mundiales de la patineta, que presenta como funciona la aerotabla en condiciones controladas, incluso sobre el agua y en curvas verticales soportando su peso mostrando detrás de las escenas la grabación con dones y camarógrafos en distintos ángulos que demuestran que esta vez no hay ninguna truco barato o por computadora. Sin embargo, tendremos que esperar a su lanzamiento comercial por primera vez de una aeronaval manejable y real  que no promete ser nada económico, ademas de que, por ahora, solo existe este prototipo y su pista magnética en España, lo que nos hace pensar si la siguiente invención de la compañía serán tal vez los autos flotantes.

 

#Cine #Tendencias