¿Qué podemos decir de Batman: Arkham Knight? En un artículo anterior se le mencionó como uno de los fuertes candidatos al premio GOTY 2015 (Game Of The Year, Juego del Año) a pesar de que saliera a las tiendas en el mes de junio, este título cuenta con las suficientes credenciales para contender a tan prestigioso nombramiento. Una de las principales características que ha distinguido a la serie de juegos desarrollados por Rocksteady es el hecho de que el jugador realmente “se siente Batman”, ya sea por las excelentes mecánicas de juego, los aditamentos y sobre todo, esa excelente atención al detalle del estudio, que toma los elementos necesarios de las historietas, los adapta y crea un excelente universo para nosotros.

En cuanto a la trama, nos ubica en una Ciudad Gótica que es atacada por Scarecrow, uno de los villanos más tenebrosos del Hombre Murciélago que usa el miedo como un arma (casi como el héroe enmascarado, pero con la variante de usar gases que inducen a halucinaciones). Previamente, se nos muestra una secuencia en la que Joker, villano más importante de Batman es cremado. El plan del atacante consiste en bombardear la ciudad con su nueva y más poderosa “hormona del miedo” para atemorizar a quienes se encuentren en la metrópoli.

Nuestro Caballero de la Noche tiene la obligación de ir visitando diversas ubicaciones en la ciudad, guiado por Oráculo (Bárbara Gordon), el Comisionado Gordon e incluso Alfred quienes nos indicarán lo que hay que hacer a lo largo de la aventura. Otro gran punto a favor se encuentra en el hecho de que tendremos que enfrentarno a una gran variedad de antagonistas famosos, como el caso de Pingüino, Salomon Bundy, Killer Croc, Riddler y Harley Queen, incrementando el número de horas que debemos invertir si queremos completar la aventura al 100 por ciento.

Recordemos que se trata de un “sandbox”, es decir, uno de esos juegos en los que no debes seguir un orden específico para completarlo. Aunque existe una división entre misiones principales y secundarias, no es obligatorio que “hagas todo” para conocer el final (aunque, como va siendo tradición, si quieres ver el “final bueno” es importantísimo que hagas todo lo que el juego te indica para ser “recompensado” con esa secuencia). Otro gran punto fuerte se encuentra en su mecánica de combate, la cual te permite encadenar series de golpes y, cuando un indicador aparece sobre nuestro personaje, podemos presionar un botón que nos permite realizar contrataques, ya que es muy común que olas grandes de enemigos se vengan sobre nosotros y dominar esta función se vuelve esencial para la supervivencia.

Lo mejor no está sólo dentro del disco…

DLC (Contenido Descargable) es un elemento que es casi obligatorio dentro de los #Videojuegos actuales. Se trata de una serie de elementos que puedes adquirir en las diferentes plataformas en línea (Xbox Live, Play Station Network o Steam) en las que los jugadores pueden adquirir misiones nuevas, personajes, atuendos y muchas otras cosas. Es importante mencionar que es precisamente en este apartado donde muchos “pesos pesados” de la industria han fallado miserablemente.

Batman Arkham Knight cuenta con tres DLC, el primero es un paquete de aventuras con el personaje Harley Queen, el segundo está dedicado a Red Hood y el último se enfoca en Bat Girl. Aunque los tres son muy buenos, en cuanto a lo que ofrecen, la única queja recurrente se encuentra en que el mencionado al principio es demasiado corto (dura aproximadamente 20 minutos). Aunque, no se deben encender las antorchas sólo por la extensión de la expansión.

Definitivamente se vuelve una excelente opción para regalar en esta Navidad, sobre todo si la persona a la que deseas entregar el juego es de los que disfrutan pasar horas y horas, completando misiones y acumulando coleccionables.

Aquí menciono a Batman como candidato al GOTY

Nota sobre el retraso de Batman Arkham Knight (previa a lanzamiento)