Azerbaiyán es un participante activo en proyectos de desarrollo regional e internacional debido a su privilegiada posición geográfica. Asimismo forma parte del proyecto de ferrocarril Bakú – Tibilisi – Gars (BTG) el cual actualmente representa un foco de atención de los gobiernos y administraciones ferroviarias de Azerbaiyán, Georgia y Turquía. Este servicio de transporte ferroviario generará  nuevas rutas para el desarrollo de las tres naciones  así como para otras regiones interesadas en utilizar dicho sistema.

La construcción de la línea ferroviaria BTG se inició después de la firma del acuerdo intergubernamental en el edificio del Parlamento de Georgia en Tibilisi en 2007. El proyecto considera la construcción del ferrocarril Gars-Akhalkalaki en longitud de 98 kilómetros, incluyendo la reconstrucción de la zona de 68 km de territorio de Turquía, a 30 km de Georgia, así como 183 km de Tbilisi-Akhalkalaki, en Georgia. La construcción y rehabilitación del proyecto se realiza con recursos financieros de las repúblicas de Azerbaiyán y Turquía. Azerbaiyán invirtió un crédito de 775 millones de dólares para la construcción del ferrocarril en el territorio de Georgia. 347 km de vías férreas de Azerbaiyán fueron reconstruidos en la frontera entre Bakú y Georgia.

De acuerdo con Ilham Aliyev, presidente de la República de Azerbaiyán, el proyecto ferroviario (BTG), unirá con firmeza y ampliará la cooperación regional. Continentes se unificarán a través del  ferrocarril Bakú-Tbilisi-Gars. Este ferrocarril servirá a los habitantes de Azerbaiyán, Georgia y Turquía, Además, aseguró, durará por generaciones. Es  un gran proyecto geopolítico, geoeconómico y de cooperación.

Por su parte Georgi Margvelashvili , presidente de Georgia,  ha declarado la importancia del ferrocarril (BTG) el cual, afirmó, juega un papel   importante como puente entre Asia y Europa. Debido a este proyecto histórico, Georgia, Azerbaiyán y Turquía establecerán comunicación y desarrollarán el  gran potencial en la región del Mar Negro y el Mar Caspio, así como entre los recursos existentes en Asia y Europa. Esta cooperación generará estabilidad en la región del Cáucaso meridional.

Asimismo Rajab Tayyib Ardoghan , presidente de Turquía se ha referido  a este proyecto ferroviario Bakú  como el Camino de hierro de la Seda. Asimismo e mandatario ha asegurado que, el proyecto del ferrocarril, unirá al continente asiático y europeo en una muestra más de cooperación regional.

Este proyecto accede a la lista de los cien más grandes proyectos del mundo. La ciudadanía y la esfera política de Turquía, Georgia y Azerbaiyán  tienen una gran esperanza para el futuro de este gran proyecto. De acuerdo con el discurso del político azerbaiyano Ramiz Aliyev, la  línea de ferrocarril BTG es de interés para Azerbaiyán, Turquía y Georgia, así como para  Eurasia y el resto del mundo. Se fortalecerá la economía de los países participantes y de las  regiones vecinas que se beneficiarán de este proyecto.

Todas las obras realizadas en el ferrocarril BTG bajo la supervisión de presidente Ilham Aliyev quien a su vez ha designado al jefe de Ferrocarriles CSC, personas de confianza estatales con cierto nivel de autoridad.

Finalmente cabe destacar el informe de la agencia de rating internacional Fitch el cual indica para los primeros seis meses de 2015 que la importancia de Azerbaiyán Ferrocarriles CSC y Ferrocarriles de Georgia JSC se incrementaría al poner la línea de ferrocarril BTG en operación. Asimismo la agencia considera que el número de transporte de mercancías en la región se incrementará a través de esta línea. Se espera Transporte de 5 millones de toneladas de carga en los primeros años y hasta 15 millones de toneladas de mercancías en los años posteriores a través de este ferrocarril. #Turismo #Finanzas