La compañía Oh MiBod ha presentado durante el Consumer Electronics Show (CES) 2016 un nuevo dispositivo orientado a mejorar la salud sexual de las mujeres, que lleva por nombre “Lovelife krush”, además de una nueva aplicación para dispositivos inteligentes denominada “TASL”, siglas en inglés de “El Arte y Ciencia del Amor”.

 

El dispositivo, disponible en la página de Oh MiBod con un precio de 129 dólares o 75 si se preordena, es descrito como un ejercitador Kegel inteligente, y utiliza sensores hápticos para ofrecer retroalimentación por medio de vibraciones que se activan mientras se ejercita.

 

Lovelife krush es denominado por la compañía como un “internable”, un nuevo tipo de dispositivo para monitoreo de la #Salud que se localiza dentro del cuerpo en lugar de ser portado de manera externa. Si bien éste puede funcionar de manera independiente, si se conecta por medio de Bluetooth de baja energía a la aplicación TASL, se podrá contar con programas de entrenamiento por voz para ayudar a las mujeres en el fortalecimiento de sus músculos del suelo pélvico, con seguimiento del estilo de vida y un tablero de monitoreo mejorados.

 

Ambos productos también pueden ser utilizados para el placer, ya que la aplicación cuenta con patrones de vibración predefinidos, y motiva a las usuarias a seguir alcanzado sus metas de entrenamiento para desbloquear características escondidas, además de que ofrece sugerencias para mantener una vida sexual saludable y vigorizada.

 

De acuerdo con Oh MiBod, hay estudios que demuestran la correlación directa entre una vida sexual saludable y un bienestar físico y emocional, y con TASL y Lovelife Krush, la compañía pretende ofrecer a los consumidores una ayuda a lograr ambas cosas.

 

 

Oh MiBod participa por sexto año en el Consumer Electronics Show, que se lleva a cabo en el Centro de Convenciones de Los Angeles, en el estado de Nevada, Estados Unidos de América, y es una de las pioneras en la creación de dispositivos sexuales inteligentes. Su primer producto fue un vibrador que utilizaba música para crear patrones de movimiento.

El año pasado presentó una aplicación para relojes inteligentes que permitía a parejas controlar sus vibradores de manera remota, que además reconocía el latido del corazón, y hace reaccionar al producto de acuerdo a que tan excitado se encuentre el usuario. #Tecnología #Exposición