Tal vez, una de las aplicaciones de uso gratuito más conocidas a nivel mundial sea la de Adobe Acrobat Reader. Y es que el PDF que ofrece esta empresa es una herramienta imprescindible para poder dar lectura a millones de archivos a nivel mundial (cuando ya es posible abrir este tipo de archivos a través de diversos navegadores incluyendo el popular #Chrome).

Ahora bien, en comparación con Flash, el software de Adobe es mucho más seguro; sin embargo, para su instalación siempre puede generar grandes molestias. Así, cuando se decide su descarga, también hay que tomar decisiones sobre toda una serie de programas adiciones que se pueden descargar (incluyendo McAfee, lo cual es bastante fastidioso si ya cuentas con un software antivirus).

Anuncios
Anuncios

Pero eso no parece ser todo, ya que ahora también se tiene que lidiar con la complicación de la instalación de una extensión para el navegador Chrome (esto último, todavía más abusivo, ya que no se pide permiso o se ofrece aviso), tomándose la libertad de acceder hasta los datos de navegación.

Qué es lo que hace la instalación de la extensión de Adobe Acrobat Reader en Chrome

En tal forma, puede que en últimos días hayas hecho la instalación de Adobe Acrobat Reader DC en su última versión para tu computador (portátil o de sobremesa), aunque puede que no hayas notados un aviso (de parte de Google Chrome) de que se ha instalado una extensión en el navegador. Y para apreciar esto, sólo deberás de lanzar la mirada hacia la barra superior del navegador y seleccionar el icono que aparece en tono anaranjado.

Anuncios

Al final, como complemento la extensión es totalmente innecesaria, con la grave falta de haberse instalado sin previo aviso o comunicación. Mientras que los privilegios a los que ha accedido son demasiado elevados. En tal forma, la instalación de la extensión se permite el poder administrar las descargas, dar lectura y hasta modificar cualquier dato de todos los sitios a los que se ha visitado e incluso se puede comunicar con algunas otras aplicaciones cooperativas nativas.

Y lo que más puede hacer exaltar a las personas, es la posibilidad de leer y modificar datos de sitios web a los que hayas ingresado. Esto último, un claro hecho para infringir la privacidad del usuario, sin permiso o consentimiento.

SwiftOnSecutiry es quien dio fe del hecho

Quienes dieron noticia de este descubrimiento han sido SwiftOnSecurity a través de su perfil en Twitter. Y en este mismo sitio, se destaca un recorte acerca de cómo la extensión de forma automática hace que el usuario acepte que Adobe pueda manipular cualquier dato de navegación. Y si bien se comenta que todo será de forma anónima, esto es una acción muy cuestionable para millones de usuarios.

Al final, el usuario es quién debe decidir si decide mantener o eliminar la extensión. Y si tienes la necesidad de cambiar de software, recuerda que hay muchas otras alternativas para la lectura de archivos PDF (fuente: Genbeta). #Adobe Reader Creator #Extensiones Navegador