La tecnología avanza a pasos agigantados y hoy en día casi todo es automatizado o digital. Sólo basta con hacer clic desde cualquier dispositivo móvil o computador y en instantes puedes comunicarte a cualquier rincón del mundo o contratar cualquier servicio. Y esto también ya está sucediendo con los servicios de mensajería y paquetería.

Así, en los Estados Unidos comenzarán las pruebas en dos ciudades (Redwood City, California y en Washington, DC.) para que un diminuto robot semiautónomo realice entregas (desde alimento y varios productos más) a miles de personas que radican en estas localidades. Y esto ha sido posible gracias a la alianza comercial de #StarShip Technologies (creadores de los #robots) con DoorDash y Postmate (aunque cabe aclarar que las pruebas, sólo se llevarán dentro de un rango de distancia de alrededor de 6 km).

Anuncios
Anuncios

Drones y robots podrían entregar todos tus paquetes hasta la puerta de tu hogar

En particular se buscará apreciar las reacciones, tanto de los clientes de Postmates, como de DoorDash acerca del uso de robots como una opción para la entrega de sus pedidos (esto de acuerdo al uso de las respectivas aplicaciones de los proveedores de servicios de entrega) y cuyo valor no representará algún tipo de incremento en comparación con una entrega regular.

También, si no los habías conocido, los robots que ha desarrollado StarShip Technologies ya han pasado pruebas conduciendo miles de kilómetros en diversas ciudades alrededor del mundo (inclusive, la compañía hizo que se iniciara una legislación en Washington, DC, para realizar las pruebas), incluyendo a Alemania y el Reino Unido.

Mientras que algunas otras compañías que se encuentran interesadas en los servicios de entrega mediante el uso de robots son Amazon y Alphabet, quienes han llevado acabo la prueba de entregas con drones y esto ha sido posible gracias a su alianza con firmas como Chipotle y 7-Eleven.

Anuncios

¿Cómo funcionará el servicio de StarShip?

La operación del servicio de entrega con robots de StarShip, simplemente involucra el envió de una notificación al usuario, una vez que se tenga la orden del pedido y haya seleccionado al robot como método de entrega. Mientras que la capacidad de carga en cada robot será de alrededor de 9 kg, en tanto que la velocidad máxima a la que se desplazará será de sólo 6.4 kilómetros por hora; lo que significa que podrá movilizarse de forma segura por las aceras de una ciudad.

El cliente podrá realizar el seguimiento de su entrega visualizando un mapa y, también recibirá una notificación para cuando el pedido haya llegado. En términos generales, el recorrido no debería de tardar más 30 minutos de tiempo (el rango de tiempo de entrega será de 15 a 30 minutos).

Ya en el sitio acordado para la entrega, se envía al cliente un enlace personalizado el cual se debe de tocar para su desbloqueo y así abrir la escotilla del robot (esta última característica, una de las medidas de seguridad patentada por StarShip para asegurar el pedido y su tránsito –otras medidas son: uso de cámaras, incorporación de las mismas, GPS y radio de dos vías-).

Anuncios

Para finalizar, aunque los robots cuentan con cámaras y sensores, lo que en teoría debería de asegurar una navegación continua autónoma, aún las entregas se realizarán de forma semiautomática ya que en la empresa todavía no tiene cubierto todo el trazado de las ciudades. Aunque la meta final, será la entrega robótica con un mínimo de supervisión humana.

Imágenes de Facebook starshiptech #Entregas automatizadas