#Google, #UBER y hasta Tesla quieren demostrar que el mundo en verdad está listo para los #Vehículos autónomos y en los últimos meses, se ha dado una batalla entre ellos para ganar la carrera en este sector, sin embargo, las cosas aún no son claras con respecto a la masificación de estos proyectos.

Waymo, la unidad de conducción autónoma de Alphabet de Google, ha avanzado considerablemente para acercar cada vez más sus autos a un entorno real, con gente diversa que exijan a sus modelos enfrentarse a las complicaciones de circular a diario por las calles de las ciudades. "Estamos en el punto en que es en verdad importante descubrir cómo las personas reales, no pertenecientes al entorno de Google, utilizarán esta tecnología", dijo John Krafcik, director ejecutivo de Waymo.

Anuncios
Anuncios

Con esto, la empresa busca ofrecer servicios de transporte a un grupo de personas residentes de Phoenix, Arizona, para trasladarlos tal como lo hacen los carros tradicionales, pero en este caso irá de copiloto un ingeniero de Google que vigilará los comportamientos de sus vehículos autónomos.

Sin embargo y a pesar de todo el desarrollo tecnológico y computacional que ya muestran estos modelos, ¿el mundo en verdad está listo para los vehículos autónomos? Para Javier Rodríguez Della Vecchia, director general de Zurich México, la respuesta es no. De manera contundente, el directivo señala que las condiciones actuales de las ciudades no están listas para ofrecer medidas de seguridad a los vehículos autónomos, al tiempo que tampoco hay regulaciones que se adapten a ese modelo de conducción. “Creo que para insertar unos vehículos autónomos, México no está preparado para ese mundo.

Anuncios

Es más, ningún país está preparado para ello. Creo que hay países que están poniendo buenas muestras de pasos previos antes del autónomo", explicó el directivo a la agencia Notimex.

Si bien México no sería el mejor ejemplo de buenos sistemas de movilidad urbana, existen otros países más desarrollados en este aspecto que apenas comienzan a adaptar sus entornos ante la eventual llegada de vehículos autónomos. Pero para eso, Rodríguez Della Vecchia considera que las autoridades de la mano de las empresas constructoras, deben comenzar a definir reglas de seguridad vial, de peatones, ciclistas y demás sistema de movilidad con respecto a estos autos; así como diseñar o adaptar los planes de desarrollo urbano con tecnología, señalizaciones y otras herramientas necesarias.

Así, ¿el mundo en verdad está listo para los vehículos autónomos? Todo parece indicar que en materia de regulaciones y normas, todavía no. “Antes de llegar a la circulación masiva, hay que hablar de responsabilidad, como quién tendrá la responsabilidad en caso de accidente, si el dueño del vehículo, el fabricante del modelo operativo o el del modelo de navegación”, concluye el directivo de Zurich México.