Los administradores del juego escriben mensajes invitando a niños y jóvenes a participar, pero para obtener acceso, deben pedir una invitación y sólo así los creadores les permiten el ingreso a grupos de Facebook, donde se les asignan diversas pruebas que deben cumplir.

En las últimas semanas del mes de abril se dio a conocer un juego que llevaba a los niños y adolescentes a quitarse la vida mediante un reto.

Identificados en México siete administradores de La Ballena Azul

El reto o juego se lleva a cabo durante 50 días (aquí es donde te percatas de las actitudes que tu hijo lleva a cabo la mayoría de las veces en la madrugada), que consisten en hacerse cortes en la piel, ver algunos videos subliminales, realizar actos que ponen en riesgo la integridad de quien acepta hacer algo así.

Anuncios
Anuncios

Especialmente en México es donde existe un factor que es el que los padres pasen más tiempo en el trabajo que en casa por cuestiones de economía o por que su trabajo se lo exige, dejando de lado que pasen mas tiempo con sus hijos y puedan estar pendientes de que es lo que ven.

Las redes sociales no tienen un filtro más que una advertencia de "vealo bajo su propio riesgo" y ese es detonante de que alguien que esta de curioso por la red tenga acceso a dicha información. Después de haber visto esta práctica con el solo hecho de ver la teoría el joven o niño que busca la aceptación de un circulo social, será el foco de atención porque el esta de moda o la gente lo hace popular, que es el objetivo de haber hecho tal reto o al final de 1 un mes con 20 días estar en el funeral de algún conocido o familiar.

Anuncios

Estas conductas relacionadas con este juego de la muerte son:

  • El hecho de tener un aislamiento rotundo en la familia.
  • La iniciativa de que si tu hijo o niño no tiene barba empiece a mostrar interés en tener una navaja de afeitar o tratar de desbaratar las navajas de los sacapuntas, o cualquier objeto filoso.
  • Que tu hijo o familiar empiece a no dormir, y a estar hasta la madrugada despierto.
  • Conducta irritable.
  • Paranoia o delirios de persecución.
  • Demasiado tiempo en la red.

Al cabo de unos días las conductas de los hijos es el detonante de que este suceso se este dando es de manera es porque lo vemos como algo prohibido, recordemos que cuando salió el dilema de la famosa "deep web" todos os que tenían esa curiosidad de ver que había dentro de esa red hicieron lo que pudieron para poder acceder a lo que llamaron lo prohibido. Aquí es donde el papel de los padres no está en prohibir sino en prevenir, por que aunque tu padre de familia prohibes a ver ciertas cosas lo único que logras es despertar más el morbo de un adolescente que apenas empieza a conocer el mundo en su madurez según en la página de wradio pudo dar con el contenido de dicho juego y esto es un fragmento de lo que ellos obtuvieron. #ballenaazul