En el mundo se utilizan más de 200 millones de toneladas de plásticos elaborados a base de petróleo, que se utilizan sólo una vez y luego se desechan. Esto genera una gran cantidad de residuos plásticos contaminantes que se han convertido en un problema ambiental.

Hoy en día muchos productos están envasados en productos plásticos desechables. Esto no siempre fue así. La mentalidad desechable es algo reciente, en la década de 1980 la mayoría de los productos tenían presentaciones en envases reutilizables.

La industria de fabricación de plásticos ha tenido que ir cambiando ante la demanda creciente en el uso de los mismos.

Los plásticos a base de petróleo no se degradan

Existen muchas variedades de plásticos derivados del petróleo como son el policloruro de vinilo (PVC), polipropileno, policarbonato, poliestireno, polietileno tereftalato (PET), polietileno de baja densidad (LDPE), polietileno de baja densidad (HDPE).

Anuncios
Anuncios

Todos son polímeros, es decir, tienen como base una molécula pequeña que se enlaza con otras moléculas iguales formando cadenas largas.

Como estas sustancias no estuvieron presentes durante la evolución de los organismos vivos, en la naturaleza la mayoría de los organismos no cuenta con una maquinaria enzimática para degradarlos.

Su degradación se da por efecto del tiempo y su exposición al sol. Pero esto genera otros problemas ya que tardan mucho en degradarse, durante su tiempo de vida se fragmentan y son ingeridos por animales. Los peces y otras criaturas marinas tienen plástico por dentro y por fuera de sus cuerpos. Aves marinas, ballenas, delfines, marsopas, tortugas marinas, y una lista cada vez mayor de peces, están contaminados con estos materiales.

Algunos de los plásticos con base en petróleo flotan y en el mar se acumulan en islas de basura que muchos consideran una vergüenza para la raza humana.

Anuncios

Aunque existe la posibilidad de reciclar algunos tipos de plásticos el petróleo es un recurso no renovable por lo que tarde o temprano debemos adoptar una alternativa que no contamine y sea sustentable.

En este sentido aún hay esperanza ya que se han desarrollado plásticos ambientalmente amigables que se conocen como plásticos biodegradables.

Plásticos biodegradables

La American Society of Testing Materials (ASTM) acepta la siguiente definición ¨polímero plástico biodegradable es aquel que resulta degradado por acción natural de microorganismos tales como bacterias, hongos y algas¨. Mientras que para la Comisión Europea ¨la biodegradabilidad biológica es definida como la transformación y deterioro de polímeros por organismos vivientes, incluyendo microorganismos y/o enzimas excretadas por microorganismos¨

Estudios científicos han generado diversos tipos de plásticos biodegradables como por ejemplo el almidón termoplástico (TPS) que se fabrica a partir de almidón, material que se encuentra en vegetales como la papa, el maíz, trigo y algunas verduras.

Anuncios

El almidón se combina con agentes plastificantes como glicerina, sorbitol o xilitol y mediante un proceso de extrusión se fabrica el TPS. El almidón se usa para fabricar bolsas de supermercado, bolsas de basura, utensilios de cocina, envases de alimentos y hasta cubiertos desechables.

La celulosa, que es el material que compone los troncos de los árboles, también se utiliza para fabricar plásticos biodegradables como el celofán, acetato de celulosa y éter de celulosa. Este tipo de bioplásticos se usan para elaborar juguetes, equipos deportivos, envases, decoración e inclusive en aplicaciones médicas y la construcción.

El ácido láctico, que es el que contiene la leche de vaca, se puede polimerizar para generar un plástico biodegradable conocido como ácido poli láctico (PLA). Se usa en aplicaciones biomédicas, para elaborar vasos, copas, láminas, entre otras.

También se pueden producir plásticos biodegradables de los materiales de reserva que tienen las células en su citoplasma en forma de cuerpos insolubles que contienen polihidroxialcanoatos (PHA). El más investigado de este tipo de sustancias es el polihidroxibutirato (PHB) que se acumula en bacterias como Alcanigenes eutrophus y Azotobacter inelandii, aunque existen más de 150 tipos diferentes de PHA. S usan para elaborar contenedores de productos cosméticos, en productos higiénicos femeninos, utensilios, productos de embalaje y bolsas.

Camino a la sustentabilidad

A pesar de existir alternativas biodegradables, el costo de su producción es todavía superior al de plásticos a base de petróleo, además de que no cuentan con todas las propiedades mecánicas, resistencia al agua, y permeabilidad a gases que tienen los plásticos tradicionales.

Esto hace que el uso de plásticos biodegradables sea todavía limitado. Quizás lo que se requiere no es únicamente que se fabriquen plásticos biodegradables sino también una cultura del reciclaje, reúso para hacer que la sociedad se vuelva verdaderamente sustentable. #Tecnología #Investigación Científica