De acuerdo con Edgardo Méndez, director de digitallbusiness.com, para adquirir productos de forma segura por Internet, se debe buscar en la red si ha habido algún fraude en la página que se desea comprar. En ese sentido, las opiniones del público son fundamentales, ya que muchas páginas cuentan con comentarios de las personas que ya compraron algún producto.

También, recomienda tener un correo electrónico para comprar por #Internet, de esta forma si llegan promociones o contenido patrocinado, no se almacenarán en la bandeja de entrada de uso diario. Asimismo, el experto dice que es importante investigar la reputación de la empresa, sobre todo si se trata de un sitio desconocido.

Anuncios
Anuncios

Es decir, verificar que los datos de contacto sean verídicos, revisar la política de devoluciones, quién es el proveedor y cuántos años lleva en el e-commerce.

También, Edgardo apunta que antes de comprar, se deben enlistar los productos, y cuando haya acceso a una computadora personal con red privada, realizar el pago. Aunado a ello, es importante comprar antivirus con distribuidores certificados, así como leer las políticas de las páginas y garantías de #compra segura.

Finalmente, el especialista comparte que de acuerdo con la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), 80% de los internautas consideran inadecuado guardar datos e información financiera personal en una tienda en línea, por lo cual recomienda utilizar tarjetas bancarias con línea de crédito bajo.

El cambio de paradigma en México

De acuerdo con lo reportado por el Estudio sobre los Hábitos de Usuarios de Internet en México 2017, 73% de los cibernautas mexicanos cambió su práctica respecto a las compras vía online sobre las presenciales.

Anuncios

A la pregunta de si cambiaron sus hábitos a causa de la web, 33 por ciento de encuestados respondió “completamente de acuerdo”, mientras 40 por ciento, “de acuerdo”. La décima parte contestó No de acuerdo, ni en desacuerdo, y en contraste, 16 por ciento no modificó sus conductas sobre el comercio y otras actividades en línea.

Específicamente, 38 por ciento realizó operaciones bancarias; 21 por ciento compras de productos y espectáculos, aunque apenas cuatro puntos porcentuales abajo a través de lo tradicional. Por otro lado, trámites de gobierno, que incluye búsqueda de información, 23 por ciento utilizó la web y 15 por ciento la presencial. Ambas, 49 por ciento y 14 por ciento no hizo esta práctica.

En tanto, el nivel más bajo en cuanto a cambio de hábitos al navegar en Internet, se dio en la actividad de conocer amigos o pareja, con apenas el 12 por ciento. #seguridad