Mucho se habla del enorme crecimiento que el acceso a Internet ha tenido en los últimos años, pero, ¿qué provecho le estamos sacando? ¿Realmente estamos explotando todas sus bondades?

Es un derecho constitucional

Con la llegada de la Reforma en Telecomunicaciones en 2013, el #Internet se convirtió en un derecho garantizado por nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y permite otros derechos como el de acceso a la información. Con ésta reforma promulgada por el presidente de la República el 10 de junio de 2013, México se convirtió en uno de los 8 países que reconocen el Internet como un derecho de los ciudadanos.

Crecimiento de conexiones en México

Somos el país, miembro de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (#OCDE), con mayor penetración de banda ancha móvil, lo que significa que es un tema de alta importancia y que en nuestro país existe la preocupación de que todos los ciudadanos tengan acceso a este derecho.

Anuncios
Anuncios

El crecimiento señalado fue del 21.3% en el 2015, un dinamismo dos veces superior al de los otros integrantes del organismo.

¿Para qué usamos internet?

De acuerdo con datos de la "Cuarta Encuesta 2016, Usuarios de Servicios de Telecomunicaciones" realizada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (#IFT), el principal uso de Internet se da en los dispositivos móviles y las principales actividades de los usuarios es enviar mensajes, acceder a redes sociales y ver vídeos cortos. Es alarmante que estemos subutilizando la red únicamente como medio de entretenimiento, cuando es una poderosa herramienta en muchos sentidos.

La oportunidad

El conocimiento y las competencias de la población tienen una fuerte influencia sobre el potencial económico para el crecimiento y la prosperidad. Y México tiene una fuerte ventaja demográfica, ya que su población es una de las más jóvenes entre los países de la OCDE.

Anuncios

Sin embargo, como ya vimos, estamos utilizando Internet para "entretenernos", aún cuando existen plataformas de conocimiento como donde podemos encontrar material de actualización o de adquisición de conocimientos; pero parece que a las nuevas generaciones no les apetece mucho dedicarle horas a un curso de actualización y prefieren estar compartiendo contenido en las redes sociales. No sostengo que sea una "mala" actividad, pero considero que debemos dedicarle más horas al proceso de ser autodidactas para complementar la educación que recibimos en un sistema educativo, que también da mucho que pensar.

En el mundo globalizado que nos encontramos y en el sistema económico que nos rige, las mejores oportunidades serán de quienes tengan la habilidad de demostrar con hechos lo planteado en teoría. Mientras nos resistamos a utilizar el Internet como herramienta para mejorar nuestros niveles de competitividad, seguiremos formando parte de estadísticas frías pero desfavorables. Debemos cambiar el paradigma y pensar en un mediano y largo plazo.