Las empresas financieras basadas en plataformas tecnológicas, más conocidas como #Fintech, han tenido un auge en América Latina en los últimos dos años. Así lo afirma el estudio desarrollado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Finnovista, empresa aceleradora de proyectos Fintech. Tres de cada cinco de estas nuevas empresas financieras, fueron establecidas entre 2014 y 2016, lo que deja entrever el gran potencial del sector.

El término "Fintech"

El término Fintech surge de la combinación entre “financial” y “technology” en inglés, es decir que está relacionado con el sector financiero y de la tecnología. Estas nuevas empresas surgieron a partir del vacío que no logró cubrir la industria financiera tradicional.

Anuncios
Anuncios

De esta forma, las Fintech traen consigo instrumentos innovadores y novedosos modelos de negocio con el fin de alcanzar a aquellos sectores que la industria tradicional dejaba de lado. Sus principales cualidades se encuentra la agilización de los servicios tradicionales, lo que permite reducir los costos garantizando a la vez un máximo nivel de seguridad en los procesos.

La industria tecnológica financiera sigue registrando un gran crecimiento, sobre todo gracias a la popularidad que cobraron las diferentes tendencias que irrumpen en el sector. A partir de estas nuevas prácticas, surgieron nuevos productos que determinan las relaciones entre los consumidores y los bancos, quienes ahora buscan soluciones tecnológicas para mejorar la experiencia de los usuarios.

El explosivo surgimiento de estas nuevas empresas financieras en América Latina, es entonces el reflejo de lo que viene sucediendo a nivel mundial en otras regiones.

Anuncios

Así lo demostró el informe Emprendimientos Fintech en América Latina, el cual identificó a 703 emprendimientos en 15 países.

México, país líder en la revolución fintech

México [VIDEO] es el país que lidera la revolución fintech en la región, desplazando a Brasil que encabezaba el ranking, gracias a las 80 startups que se desarrollaron en el país en los últimos 10 meses. En #México se registran 238 startups que abarcan 11 áreas distintas, mientras que el año pasado la cifra descendía a 158 proyectos. Es decir, que el número de fintech creció en un 50% desde la publicación del último estudio en 2016. Entre las causas que permitieron el desarrollo de este sector, se encuentra la alta penetración de Internet y de los dispositivos móviles, un consolidado ecosistema de emprendedores y la baja bancarización entre otras.

De este modo, Brasil perdió su liderazgo, aunque en el país se identificaron 230 startups. El tercer lugar lo ocupa Colombia con 84, seguido por Argentina con 72 y, por último, Chile con 65.

Anuncios

Entre estos cinco países está concentrada el 90% de la actividad en la región. Casualmente, dichos países son los que obtuvieron un mejor puesto en el ranking de países más innovadores de la región. Aunque en ese caso, Chile fue el primero en destacarse, seguido por México, Colombia, Uruguay, Brasil, Perú y Argentina, en ese orden.

El aumento de la actividad fintech representa una revolución en la forma en la que las personas y empresas manejan sus asuntos financieros. Así lo aseguró Gabriela Andrade, especialista en mercados financieros del BID, quien expresó que “además de lograr menores costos al adoptar canales digitales, las fintech usan distintas fuentes de información y nuevas técnicas para evaluar a los clientes, su comportamiento y su riesgo, lo que permite llegar a los segmentos excluidos de una manera más asequible”.

Los servicios que suelen ofrecer las fintech son variados y dependen de la capacidad de los emprendedores de desarrollar soluciones innovadoras de acuerdo a las necesidades de la industria. En América Latina, una de cada cuatro fintech operan como plataformas alternativas de financiación, es decir que ofrecen préstamos o crowdfunding. Mientras que una cuarta parte de las fintech funcionan como empresas de pagos, permitiendo automatizar los procesos de pago. Además, este tipo de empresas ofrecen servicios de soluciones de gestión de #Finanzas tanto empresariales como personales. Según las estadísticas, las fintech registran buenos resultados con respecto a las expectativas del usuario. Algo vital hoy en día ya que el foco está puesto en la experiencia del usuario y cómo garantizarla.

Gran oportunidad para las pymes

Las financieras tecnológicas representan una gran oportunidad para las pymes, ya que les facilitan diferentes servicios como la financiación colectiva, préstamos y pagos digitales. De esta forma, le permiten a las pymes acceder a préstamos y financiación de una manera más fácil, mejorando las oportunidades que ofrece el sector bancario tradicional. También permiten digitalizar y automatizar los sistemas, mejorando los procesos de las pequeñas empresas. Se estima que una de cada cuatro fintech en la región, tiene como cliente principal a una pyme.

Si bien los especialistas hablan de una revolución en el mercado financiero regional gracias a las fintech, todavía se presenta una gran diferencia entre la situación de los países de América Latina y aquellos desarrollados. Esta desemesanja está basada en que en Latinoamérica el 49% de la población aún no cuenta con acceso a servicios financieros tradicionales. Lo que representa un desafío tanto para las empresas fintech a la hora de operar, como así también un obstáculo para el desarrollo de innovaciones en la región.

La oferta de soluciones propuestas por los emprendimientos fintech en Latinoamérica coincide con las áreas y las tecnologías que se registran en otras partes del mundo, lo que demuestra una sincronización entre la región y aquellas que presentan un mayor desarrollo en este sector. Sin dudas, las cifras presentadas por el estudio configuran un buen pronóstico para que la industria financiera de América Latina se consolide. Pero no debe dejarse de lado el hecho de que la región, está bastante atrasada en innovación y que el desarrollo de los proyectos depende justamente de la capacidad de los emprendedores de innovar.