La realidad contemporánea caracterizada por su polaridad radical nos plantea siempre en el escenario de lo imposible; sin embargo los procesos evolutivos de la especie humana no se han detenido y existen dentro de las corporaciones, alientos por renovar nuestra capacidad de transformar incluso la ciencia ficción.

Fundada a mediados de los noventas, la Fundación X price descansa en el valor de la competencia como la fuerza germinadora de la humanidad; misma que encaminada al progreso, filtra de millones de seres humanos, aquellos que pueden salirse de la caja para reinventar el futuro.

El primer gran premio que causó furor ofreció 10 millones de dólares para un equipo que pudiera llevar una nave más allá de la atmósfera, con la finalidad de plantear una industria que tenga como meta a corto plazo comenzar el turismo espacial.

Aliados siempre de hombres y corporaciones multimillonarias, la fundación ha sido punta de lanza para motivar el genio humano, con el gancho de un premio que resulta insignificante en relación a las inversiones que supone la experimentación y la innovación de tecnología.

Anuncios
Anuncios

No es aún popular el proyecto que Ansari promovió y se llevó a cabo en el 2004; no llega todavía el día en que tengamos a la mano aviones que de modo cotidiano nos lleven a ver la tierra desde afuera; empero, el éxito de entonces se ha traducido en un hervidero de nuevas alianzas que a título de X price han puesto a muchos soñadores a trabajar.

Por ejemplo Wendy Schmidt, alarmada por los terribles efectos de las fugas de petróleo en el océano y - en general - la salud del mismo, interpuso un millón de dólares para convocar a que se inventasen métodos para limpiar las grandes manchas de aceite y mitigar paralelamente los efectos de la polución que regresa al mar.

El impulso atrajo a una centena de visionarios de los cuales surgió un equipo ganador, que ha permitido las bases para desarrollar modelos de limpieza que benefician a la integridad de la civilización; a partir de investigadores profesionales, pero en gran medida de gente inspirada por la competencia con poca o nula experiencia previa en el problema a resolver.

Anuncios

Hay un sin fin de proyectos en curso que involucran cada aspecto de los problemas imposibles que nos atacan todos los días, desde la necesidad de utilizar al máximo la energía renovable, detectar y motivar una cultura de la salud a través de sensores en teléfonos celulares, donde participan Nokia y Qualcomm Tricorder, hasta nuevos automóviles, avances médicos o cualquier reto que se presente con algo que el "status quo" considera una locura...o un sueño.

La comunidad internacional vinculada a esta fundación se encuentra a la expectativa del cierre de uno de sus más ambiciosos concursos. Por 20 millones en alianza con Google se ha dado pié a una nueva carrera para llegar a la luna; sólo que como requisito, en esta ocasión se invita a la iniciativa privada y no a los gobiernos nacionales.

Cuando JFK incitó a toda una generación a mirar a nuestro satélite como una meta difícil, pero necesaria como consecuencia de los avances que hubo hasta la década de los 50, aparte de querer ganarle a la Unión Soviética, su intención fue concentrar el esfuerzo de una generación en sobre pasar las barreras auto impuestas de nuestra ignorancia y superar así la tendencia - aún presente - a cultivar las peores enfermedades de la sociedad.

Anuncios

En esta ocasión no se planea que sean hombres quiénes lleguen a la luna; aún no en esta etapa de renacimiento por la conquista de la siguiente frontera, sino de robots que por una fracción del costo sean capaces a control remoto de orbitar la luna con la finalidad de descender con un rover que camine 500 metros y nos mande imágenes en alta definición.

En diciembre está planeado el cierre para el cual se presentarán exploradores como Sorato del equipo japonés Hakuto, Spaceil del grupo SpaceIL de Israel, Audi de Alemania presentará su Lunar Quattro, Moon Express de USA el Mx/1e, TeamIndus de la India competirá con el Eca y Synergy Moon, un equipo internacional pondrá a prueba su rover Tesla. ¿Quién será en ganador? ¿Qué efecto tendrá en la propagación de una nueva industria de desarrollo científico...inmobiliario? #Google lunar x price #peter diamandis #turismo espacial